El proyecto del Gran Canal por Nicaragua tiene muchos más beneficios que las posibles afectaciones que los críticos que se rasgan las vestiduras afirman que se presentarán, manifestó enfáticamente el máster en ciencias ambientales, Kamilo Lara.

Lara, quien defiende el gran proyecto, agregó en entrevista con El 19 Digital, que está demostrado en el balance ambiental de los impactos positivos y negativos del gran canal, que la báscula se inclina favorablemente hacia el beneficio social, ambiental y económico.

El estudioso del medio ambiente agregó que “el canal más que venir a mitigar los problemas ambientales que tiene el país, estará en función de restaurar el daño ambiental que hemos hecho los nicaragüenses en los últimos 64 años”.

Lara dijo que la ruta que “se está escogiendo y que atravesará el territorio nacional a lo largo de 284 kilómetros, es el resultado de la objetividad de los estudios ambientales y sociales, pero además va a pasar por los sitios que ya son altamente intervenidos por la población”.

Canal ayudará a restaurar daño ambiental

Añadió el compañero Lara que en esos sitios donde posiblemente pase el canal, ya hay alta deforestación, una gran erosión, una situación dramática en términos del daño y deterioro ambiental, entonces el Canal no vendrá afectar más, sino que más bien ayudará a restaurar el daño ambiental que ya hay en esos sitios.

El estudioso manifestó que uno de los beneficios que trae el canal es el ordenamiento territorial que viene a sumarse a otras actividades complementarias, como es el desarrollo del turismo sostenible, del turismo rural.

Además destacó que el canal va junto con la construcción de puertos de aguas profundas, plantas hidroeléctricas, fábricas de cemento, líneas ferroviarias y aeropuertos, entre otras actividades complementarias para la factibilidad y el desarrollo económico sostenible del país.

A la par agregó Lara que se están dando transformaciones curriculares en las universidades para formar la mano de obra calificada que requiere la construcción del canal, además que ya los sindicatos y las centrales sindicales están certificando mano de obra para esta gran obra.

Abundará trabajo para profesionales y técnicos nacionales

En ese sentido, manifestó “tengo que desvirtuar lo que la oposición al canal viene diciendo que está en venta la soberanía, que la mano de obra va a ser china, que no van a haber profesionales nicaragüenses, pero ya están cientos de ellos de diferentes ramas trabajando con expertos internacionales en los estudios de base y medio ambientales, con expertos internacionales”.

Señaló el compañero Lara que la comisión que está trabajando es la que al final recomendará al gobierno del presidente Daniel Ortega, conforme a los estudios, la ruta más aproximada donde haya lugares más intervenidos, donde haya menos afectación social y respetando también las áreas protegidas.

Añadió que en cuanto a las áreas protegidas, el canal viene a beneficiarlas, porque de una u otra forma se está pensando que el territorio a lo largo de la ruta del canal será declarado a su vez como área protegida, lo que será como una medida de compensación directa de la fauna que se verá desplazada por la apertura del canal.

En relación al lago de Nicaragua, afirmó que solo el canal le dará una mejor protección al lago Cocibolca, porque con la reforestación masiva, el ordenamiento territorial y el buen manejo de cuencas hidrográficas se estará garantizando que se suba el nivel del lago, beneficiando directamente al río San Juan”.

Por otra parte destacó el interés de Estados Unidos en el canal, manifestado por la embajadora en Nicaragua Philiph Power, de Rusia, Corea, Japón, España e Inglaterra, así como de otros países de Europa que han demostrado voluntad de participar en esta mega obra que servirá para el desarrollo marítimo y comercial del mundo entero.