Realizada por las organizaciones del Poder Ciudadano, la Feria Solidaria comenzó desde horas tempranas y sus servicios estaban casi terminando poco después de las horas del medio día, tras haber concurrido buena cantidad de visitantes de la comunidad.

De acuerdo a la presencia de gentes y a los informes del Movimiento de Médicos Sandinistas, hubo bastante búsqueda de los servicios de salud, entre ellos los chequeos propios de la mujer, entre ellos el Papanicolaou.

La doctora Claudia Briones manifestó que la sorprendió la cantidad de mujeres de la comunidad que buscaron la clínica ambulante para realizarse los chequeos médicos, especialmente el Papanicolaou, al tiempo que señaló que debieron transferir al hospital Bertha Calderón a dos embarazadas.

Vacunas para niños y adultos

Briones aseguró que está clara que en la comunidad aún queda casos pendientes de análisis, de chequeos de sus partes para mantener un buen control sobre la salud de las habitantes de la comunidad de San Isidro de la Cruz Verde.

Entre tanto Esmeralda Castro, de la Promotoría Solidaria dijo que a la feria llegó bastantes personas, pero los servicios más buscados eran los médicos, en total fueron atendidas 263 personas, además que fueron vacunados una buena cantidad de niños contra enfermedades como el sarampión, la difteria,  la neumonía y la influenza entre otros.

Por su lado, Luis Armando Romero, también vecino de San Isidro explicó que casi todo lo que se llevó en productos de ENABAS fue vendido, entre ellos granos como arroz, frijoles, azúcar, avena, cebada, sal, aceite, jabones de baño y de lavar ropa y trastos.

De hecho los vecinos hacían filas para comprar su provisión de arroz, frijoles, azúcar, además de bolsas de sopas, entre otras cosas.