La canciller de Alemania, Angela Merkel conversó este jueves vía telefónica con el presidente de Rusia, Vladimir Putin y su par francés, Francois Hollande, y ambos coincidieron en considerar la necesidad de un cese de hostilidades en Ucrania.

La conversación se produjo horas después que en Berlin (capital alemana) se reunieran los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Rusia, cuyo encuentro contó con la asistencia del jefe de la diplomacia ucraniana.

Desde abril pasado, el ejército regular y una ilegal Guardia Nacional, integrada en su mayoría por paramilitares neonazis, bombardean con la aviación de combate, artillería pesada y hasta armas prohibidas las regiones de Lugansk y Donetsk (este ucraniano).

La prensa alemana destacó que Putin y Poroshenko se refirieron este miércoles a la necesidad de un alto al fuego, aunque las milicias del sureste ucraniano denunciaron en su momento que el breve cese de hostilidades fue empleado para la reagrupación del ejército.

Aún así, un vocero del ejecutivo germano indicó que en la conversación telefónica, Merkel, Putin y Hollande coincidieron en llamar a una rápida tregua en el conflicto, durante el cual las fuerzas armadas también eliminaron a varios periodistas, sobre todo, rusos.

Rusia propuso esta semana crear una misión conjunta de fuerzas rusas y observadores de la OSCE en la frontera común con Ucrania. Sin embargo, los grupos de autodefensa en las regiones sublevadas fueron calificados por las autoridades golpistas de Kiev como terroristas, para con ello justificar la fuerte ofensiva lanzada contra ellos.