Durante la homilía, Brenes exhortó a los feligreses a imitar a la Virgen María en su intimidad y dijo que ella es un modelo de escucha, de humildad y sencillez que dejaba que el Espíritu Santo iluminara su mente y su corazón para poder comprender a Dios.

“María dejaba que el espíritu fuera iluminando su mente y su corazón para llegar a comprender aquellas verdades de Dios; ella nos seguirá indicando también el caminar hacia su hijo Jesús”, señaló el Arzobispo.

Según Brenes “nosotros hemos sido elegidos por el Señor como ella también fue elegida, llamada y preparada; de igual forma cada uno de nosotros hemos sido llamados, hemos sido preparados y hemos sido elegidos” para realizar la voluntad del Padre.

Por otro lado valoró que como Madre de Jesucristo, María siempre estuvo cerca de Jesús, desde su nacimiento hasta la persecución que vivió.

Brenes aseguró que “nosotros hijos, amantes de María, podamos imitarla de manera permanente, imitarla en esa actitud  orante, en actitud de escucha pero también imitarla en esa actitud misionera”.

Mensaje de la Virgen de Fátima es orar por la Paz

Luego de presidir la Santa Misa, Monseñor Brenes expresó que Nicaragua es un pueblo mariano y en el mes de Mayo se lo dedicamos a María, especialmente el día 13 que es cuando se recuerda las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal.

“Esta parroquia de la  Colonia Centroamérica, ha sido dedicada  a esta advocación  y de manera especial desde el mensaje de la Virgen  a orar siempre por la Paz, de manera  especial por la Paz de los Corazones, la Paz  en el hogar, la Paz en la familia y la Paz en todo el país” dijo Brenes.

Explicó que como madre, la Virgen María  siempre quiere lo mejor para nosotros sus hijos “y ella también nos  está invitando a permanecer siempre en el amor de su hijo Jesús que es Paz, que es gozo y que es alegría”.

El Arzobispo comentó que en este mes también celebramos a la madre biológica las cuales son una manifestación de la madre celestial.

“Mi observación para todo  el pueblo de Nicaragua es que amemos siempre a nuestras madres biológicas, que son  prácticamente una proyección,  una imagen de la madre del Hijo único de Dios que siempre da cariño y  siempre quiere que nos amemos”.

Brenes indicó que debemos dejarnos acoger por ese amor maternal de la virgen que quiere  lo mejor de nosotros, que podamos aportar lo mejor para hacer  de nuestro país una patria en prosperidad, desarrollo,  amistad y cariño.

Procesión recorre calles de la Colonia Centroamérica

Despues de la Misa oficiada por el Arzobispo Leopoldo Brenes, la imagen de la Santísima Virgen de Fátima hizo un recorrido por las calles de la Colonia Centroamérica.

Fieles de todas las parroquias cercanas acompañaron a la imagen en su recorrido, durante el cual hicieron sus peticiones a la Madre de Dios.

Marcia Rivera, acompañada de su familia participó en la procesión. Ella comentó que la Virgen de Fátima es la portadora del mensaje de Dios  el cual se traduce en orar por la Paz y por la unidad de la familia.

Juan Treminio, devoto de la Virgen de Fátima, dijo que los nicaragüenses le piden a María más Paz, comprensión y continuar por el camino del Bien Común.