El expresidente francés, Nicolas Sarkozy, imputado por corrupción activa, tráfico de influencias y encubrimiento de la violación del secreto profesional, concederá esta noche una entrevista que será difundida simultáneamente en el telediario de máxima audiencia de la cadena "TF1" y en la emisora "Europe 1".

Se espera que el exmandatario, quien también aspira regresar a la presidencia para el período 2017-2022, detalle sobre su situación judicial y los cargos que se le imputan.

Hasta el momento, Sarkozy no ha declarado a los medios, tras su detención por diversos cargos. Sin embargo, su entorno ha cuestionado la validez legal de las interceptaciones telefónicas que provocaron su imputación, pues alegan que violan el derecho a la confidencialidad entre abogado y cliente.

A través de las escuchas, los investigadores deducen que Sarkozy y su letrado, Thierry Herzog, recibían filtraciones de parte de un alto magistrado sobre instrucciones en curso contra un político conservador.

Tanto su abogado como el juez del Tribunal de Casación, Gilbert Azibert, se encuentran imputados en un caso que la derecha gala define como un complot para evitar el regreso de Sarkozy a la escena política.

El controversial expresidente francés fue arrestado el martes, tras rendir declaraciones sobre tráfico de influencias y violación del secreto de instrucción. Este no es el primer escándalo judicial que lo ha salpicado: financiaciones ilegales a campañas políticas y una polémica relación amorosa son algunos de los temas que lo han vuelto el blanco de críticas.