La Asociación Americana de Doctores (ACP, por sus siglas en inglés) anunció nuevas directrices sobre el examen pélvico al que se someten las mujeres anualmente.

Luego de revisar 32 estudios sobre los beneficios y los daños del examen pélvico de rutina encontraron que no existen buenas evidencias de que la revisión anual beneficie realmente a la mujer.

La nueva recomendación de ACP se aplica a las mujeres que no están embarazadas o no tienen síntomas de alguna posible enfermedad o complicación.

"Creo que muchas mujeres van a considerar esta recomendación por la simple razón que está basada en evidencia científica. Cabe destacar que solo se aplica al examen pélvico. Eso sí, las mujeres deben continuar con sus exámenes para detectar el cáncer de cuello de útero a través del papanicolau", explicó la doctora Linda Humphrey, miembro del comité que preparó la nueva guía de la ACP.

Por años los médicos han señalado que el examen pélvico se realiza para detectar cáncer en algún órgano pélvico, infecciones o anormalidades como ovario poliquístico o fibromas en el utero.

Pero, el equipo de ACP encontró que no existe ningún estudio que actualmente demuestre la exactitud para detectar la mayoría de estas condiciones a través de un examen pélvico.

Según estudios en mujeres en riesgo de presentar estas anomalías el 1.5% incluso fueron intervenidas quirúrgicamente innecesariamente debido al examen pélvico.