El Model S de Tesla es el automóvil eléctrico que cualquiera quisiera tener. Es elegante, silencioso y bueno para el ambiente, pero además de sólo estar disponible en Estados Unidos actualmente, su precio es de más de $70,000 USD, una cifra fuera del alcance de la mayoría de las personas.

Sin embargo, podría existir un modelo más económico en 2016.

Chris Porritt, vicepresidente de ingeniería de Tesla Motors, habló con el sitio británico Autocar acerca del Model E, un sedán cuya salida al mercado está programada después de la del SUV Model X. La compañía tiene planeado reducir significativamente los costos de fabricación de este vehículo gracias a la puesta en marcha de su Gigafactory, la fábrica de baterías de Tesla.

Porritt comentó que "la construcción de la Gigafactory contribuirá a optimizar los costos de la producción de baterías para automóviles eléctricos."

El vicepresidente de ingeniería también agregó que el Model E no sólo será una versión pequeña del Model S, pues habrá cambios en el diseño interno, debido a que no usarán aluminio para todos los componentes del automóvil.

Eso significa que el Model E probablemente estará hecho de acero, lo que podría disminuir su alcance. Aún no existe una fecha confirmada para el lanzamiento del sedán, sin embargo, algunos suponen que podría ser en 2016. Todo dependerá de que tan pronto pongan a trabajar su Gigafactory. Se espera que el Model X haga su aparición a finales del año entrante.