El Gobierno Sandinista a través del Sistema de Producción, Consumo y Comercio, se reunió este martes con los productores de maní, quienes esperan sacar este año una cosecha superior a los 4 millones de quintales.

Este es uno de los principales rubros de exportación de Nicaragua, y en el encuentro ambas partes discutieron todo lo que tiene que ver con este producto dentro de la dinámica del Plan Nacional de Producción, tomando en cuenta las pocas lluvias de mayo y los pronósticos climáticos ya con el fenómeno de El Niño instalado.

El titular del Ministerio Agropecuario, Edward Centeno, destacó que la época de siembra del maní se corrió un poco ante los déficit de precipitaciones, aunque ello no ha impedido que los productores sigan sus labores, sobre todo aprovechando las buenas lluvias de junio.

Centeno explicó que el 20 de julio se hará una evaluación de cómo se desarrolló la época de siembra, y dependiendo de ello “se tomarán algunas decisiones”.

El Ministro aseguró que de manera general las proyecciones son sembrar durante todo el Ciclo Agrícola 65 mil manzanas de maní, lo que equivaldría a más de 4 millones de quintales producidos.

De acuerdo a Pablo Ubilla, de la Asociación de Maniceros de Chinandega, efectivamente hay optimismo con el presente ciclo agrícola.

“Mantenemos una proyección positiva, (aunque estamos) un poco preocupados por la parte del clima, de la canícula, del fenómeno de El Niño”, dijo Ubilla.

El productor valoró como muy importante estos encuentros con el Gobierno, ya que garantizan el acompañamiento de la Policía Nacional a la producción como también la discusión de los temas inherentes a este rubro de exportación.