Aunque el Ministerio de Salud (Minsa) aún no reporta a ninguna persona infectada con el virus del Chikungunya, en los barrios y comunidades de toda Nicaragua diariamente se trabaja en la erradicación de los criaderos del mosquito transmisor.

La población no es ajena a esta lucha, ya que casualmente el vector del Chikungunya es el Aedes Aegypti, mismo que transmite el dengue, una enfermedad que en el 2013 dejó como secuela más de 20 muertos y más de 8 mil casos positivos.

En este sentido, el barrio Memorial Sandino, Distrito III de Managua, fue el escenario de una intensa jornada de abatización y fumigación casa por casa en la que participaron el Sistema Local de Atención en Salud de Managua (Silais-Managua), los Gabinetes de la Familia y los estudiantes de las escuelas aledañas.

Ahí la población se muestra consciente de la amenaza que representa este nuevo virus, de tal manera que abrieron sus hogares a los abatizadores y fumigadores, y fueron bien accesibles a las orientaciones de los brigadistas de salud.

Para el señor Orlando Tiffer, el tener recipientes tipo botellas, panas u otros objetos inservibles que almacenan agua son un peligro, ya que en cualquier momento el Aedes Aegypti puede depositar sus huevos allí y consiguientemente enfermar a su familia.

“Hemos estado haciendo limpieza. He botado las botellas vacías para que no hayan nidos de zancudos”, expresó Tiffer.

De acuerdo a los habitantes de este sector, últimamente en las noches se han desatado “nubes de zancudos”, con el consecuente peligro de una epidemia como la del año pasado.

“Hay bastantes zancudos. Uno se preocupa por los niños porque son los que más se enferman. El año pasado aquí en barrio hubo varios casos de dengue y ahora con esta nueva enfermedad uno se preocupa más. A mí me parece muy bueno que vengan (los brigadistas del Minsa) a abatizar, a fumigar, y sería bueno que lo hicieran cada semana porque, como le digo, a veces no se aguanta el zancudero”, señaló Cinthia Medrano.

Memorial Sandino de alto riesgo

El director del Centro de Salud Edgard Lang, doctor Alejandro Ortiz, explicó que la jornada realizada en el Memorial Sandino es parte de todo el plan epidemiológico diseñado para enfrentar al Chikungunya.

Ortiz recordó que esta es una tarea que implica los esfuerzos tanto de las autoridades como de los mismos pobladores.

Además afirmó que este barrio es de alto riesgo a pesar de que actualmente no haya incidencia de casos sospechosos de dengue.