El Inspector General del Ministerio Público, Douglas Vargas, anunció que solicitará al Juez Octavio Rothschuh Andino que cambie la medida de cárcel domiciliar por arresto efectivo en contra de Álvaro Montealegre y Hugo Paguaga Baca, acusados de estafa agravada en contra de 18 personas.

Vargas afirmó lo anterior después de recibir una petición de parte de los abogados de las personas estafadas, quienes pidieron que se agilice el proceso judicial, se cambie las medidas cautelares y se obligue a los acusados a entregar el dinero, tal y como ocurrió con las monjitas de la orden Santa Teresa de Jesús.

Los acusados habían prometido ir entregando a cada uno de los afectados el dinero los 28 de cada mes, sin embargo incumplieron en junio pasado y ante esto el Ministerio Público pedirá el cambio de medida cautelar.

Otro motivo del porque se solicitará la cárcel formal, es porque resulta costoso para el Estado de Nicaragua tener efectivos policiales custodiando las viviendas de los acusados para evitar su fuga, a como ocurrió con el tercer señalado Roberto Bendaña.

“Había un planteamiento de que los 28 de cada mes iba a venir regresando el dinero que se apropió de todas estas personas, a este 28 de junio no tuvimos ninguna comunicación, ninguna respuesta sobre eso, nosotros vamos a proceder a solicitar al juez que programe la fecha de juicio, que ya meta en agenda la fecha del juicio. (…) Lo otro que hemos analizado es que vamos a solicitar al juez el tema de la revisión de la medida cautelar, porque tiene arresto domiciliar y tiene custodia policial y para el estado de Nicaragua es muy costoso mantener la custodia policial las 24 horas permanentes, relevos de 3 o 4 compañeros policías por días y eso representa un elevado costo”, dijo Vargas.

La solicitud de la fiscalía será hecha en las próximas horas.

Se le consultó sobre el prófugo Bendaña, Vargas respondió que aún desconocen en qué país se encuentra, pues el Ministerio de Relaciones Exteriores pidió información a las representaciones diplomáticas de tres naciones, no obstante estas no han dando respuesta.

“El asunto de la captura está pendiente, la orden de arresto está vigente por parte del sistema judicial y siempre seguimos buscando la captura del ciudadano nicaragüense Roberto Bendaña”, dijo Vargas.
Los abogados también hicieron la solicitud ante el juez que lleva la causa, a quien pidieron la realización de una audiencia especial a fin que se cambie la casa por cárcel y se ordene su detención en el Sistema Penitenciario Nacional.

“Ellos (los afectados) están solicitando una audiencia especial para cambio de medida, es una medida de mero derecho, entonces venimos al Ministerio Público la copia del escrito para que tome una posición de apoyo hacia las víctimas”, dijo Álvaro Ruiz, abogado de William Lau, uno de los afectados que realizaron un plantón en la sede de la fiscalía.

Montealegre, Paguaga y Bendaña son señalados de ser socios de International Investments and Financial Services Inc., empresa creada con el objeto de recibir dinero de personas que fueron engañadas con certificados de inversión fraudulentos. Se estima que la suma estafada ronda un poco más de los 5 millones de dólares.

Hasta el momento solamente las monjas de la orden Santa Teresa de Jesús han recibido los 500 mil dólares que habían entregado a los tres acusados.

Este caso en septiembre próximo cumplirá un año de haber sido ventilado en los juzgados, a partir de la denuncia hecha por las religiosas.