“Conformamos que según nos informó el jefe del grupo de rescate de Indonesia ya fue encontrado el lugar donde están los registradores de a bordo”, dijo a RIA Novosti el agregado de prensa de la embajada de Rusia en Indonesia, Dmitri Sólodov.

El diplomático añadió que los socorristas intentarán alcanzarlos en la mañana del lunes.

Según la parte indonesia, las “cajas negras” se encuentran en el fondo de un desfiladero de unos 500 metros de profundidad. La proximidad de la noche no permite emprender hoy día la operación de levantamiento de los registradores.

El SSJ-100 tripulado por pilotos rusos se estrelló en Indonesia el 9 de mayo al realizar un vuelo de exhibición. Llevaba a bordo 45 personas, incluidos ocho ciudadanos de Rusia. El avión chocó con una pendiente del monte Salak, a la altura de 1,6 kilómetros, en un lugar de difícil acceso.