La reforma a la ley de vivienda, recientemente aprobada por la Asamblea Nacional, empezó a dar resultados positivos, considera Ricardo Meléndez, presidente de la Cámara de Urbanizadores (Cadur), luego de valorar que la misma llegó en el momento correcto, ampliando los beneficios para familias de ingresos bajos y medios.

“Estamos muy entusiasmados con los resultados de las últimas dos semanas en relación a la demanda de viviendas”, indicó Meléndez, quien destacó que el pasado fin de semana durante una mini feria organizada por Cadur, llegaron 500 familias para informarse sobre los proyectos de viviendas y se logró la reservación de 20 casas y otras 150 familias están en el proceso de reservación.

“Esto es una muestra de un fin de semana”, comentó Meléndez, quien también informó que hace dos semanas un banco del sistema financiero anunció la colocación de 40 millones de dólares para créditos hipotecarios.

En ese sentido “vemos que la reforma a la ley está llegando en el momento correcto, está beneficiando a las familias de bajos ingresos y de ingresos medios”, aseguró.

Explicó que según los parámetros aprobados en la Ley, ahora una familia puede aspirar a una vivienda cuyo precio oscile entre 35 y 40 mil dólares obteniendo un subsidio de 2.5%, algo que se traduce en un ahorro significativo.

“Para una casa de 25 mil dólares a una tasa de mercado sin subsidio la cuota mensual anda por los 240 dólares. Esa misma casa con subsidio la cuota resulta en 200 dólares, son 40 dólares mensuales, es decir 20% de ahorro en la cuota mensual”, explicó.

“Con la tasa normal de mercado si la cuota es de 250 dólares los bancos requerían ingresos de tres veces el valor de la cuota, te pedían ingresos mínimos de 750 dólares, ahora con el subsidio el ingreso que te van a pedir es de 600 dólares, 150 dólares menos”, agregó.

Según Meléndez, con las nuevas tasas de subsidio, más familias van a poder adquirir viviendas, algo que se refleja de manera positiva en la economía del país, sin embargo, también expresó la necesidad de complementar el esfuerzo de la Ley con más financiamiento privado.

“La capacidad constructiva está, la demanda está; ahora lo que necesitamos es una banca que garantice los fondos a largo plazo y que sea más agresiva en colocar más fondos para estas familias”, indicó.

“Necesitamos más promoción y que la banca sea más dinámica, mas propositiva”, reiteró.

Según Meléndez las reformas a la ley de vivienda llegaron en el momento correcto.

“Lo que hay que hacer es seguirle dando impulso, seguir creando estabilidad económica, eso es fundamental, sin estabilidad económica las familias no pueden comprar. Necesitás tener estabilidad en tu trabajo, necesitás tener ingresos seguros y luego fomentar que haya más inversión y eso hay que seguirlo haciendo, en esa línea hay que seguir apoyando al Gobierno, para seguir creciendo”, concluyó.