En declaraciones al programa En Vivo de Canal 4, Grigsby estimó que en sus primeros 5 años de gobierno del Presidente Ortega, se logró sentar bases sólidas para iniciar el despegue económico en Nicaragua y apuntó que tenemos mejores posibilidades para que a partir de este año, el crecimiento económico sea sostenido superior al 4%, e incluso alcanzar el 6% y el 7% en los próximos años.

Grigsby destacó que fue la alianza que logró conformar el Presidente Daniel, entre productores, sindicatos y gobierno, la que permitió consolidar a lo largo de estos 5 años un diseño de programa económico básico.

Explicó que ese programa económico básico ha originado salud financiera en todo el sistema. Ante esto indicó que “una de las principales prioridades que ha tenido el gobierno del Presidente Daniel Ortega es aprovechar la estabilidad financiera para ir saldando las deudas, esto es importante porque un país endeudado no es soberano, en la medida que un país salda sus deudas recupera soberanía”.

El analista recomendó que nuestro país debe buscar como saldar sus deudas para recuperar la preciada soberanía y trabajar sobre el desafío de dibujar un nuevo país desde el punto de vista económico, “con palancas propias que le permitan al país enfrentar sus necesidades sociales, apuntaladas con ayuda externa, pero no dependientes de la ayuda externa”.

Según Grigsby, el Plan Nacional de Desarrollo Humano, que fue elaborado por el gobierno sandinista, nos da líneas estratégicas de trabajo en todos los sectores de la vida nacional.

Sin embargo destacó que es en el sector energético y agropecuario donde se concentran los mayores desafíos para hacer crecer la economía.

“En Nicaragua el 60% de la producción está en manos de pequeños y medianos productores que necesitan políticas de crédito, seguridad jurídica sobre su tierra y expansión de mercados. Tenés que resolver la cadena de distribución” explicó Grigsby y agregó que para el 2015 nuestro país debería haber cambiado la matriz energética y para el 2017 exportar energía.

No obstante, Grigsby señaló que nuestro petróleo es el agro, producir alimentos, por lo tanto debemos cuidar el medio ambiente y los recursos naturales.

En el plano internacional, Grigsby afirmó que este va a ser un año muy importante para el ALBA. Recordó que este es un año electoral en Venezuela, donde el Presidente Hugo Chávez tiene una cómoda ventaja de más del 50% de la intención de votos sobre sus oponentes.

Grigsby anotó que con el triunfo del Presidente Chávez en Venezuela se  va a consolidar el ALBA a nivel latinoamericano y mundial, lo cual representa una derrota para Estados Unidos y su proyecto mundial.

Asi mismo indicó que la burguesía criolla latinoamericana está buscando su independencia de Estados Unidos, debido que en el país del norte las frecuentes crisis hacen que pierdan dinero.

“Ellos saben que necesitan otro mercado, y el mercado natural es América Latina” indicó.