En un promedio de 15 a 20 días, 10 familias que fueron severamente afectadas por los terremotos del mes de abril, en el barrio Altagracia de Managua, podrán retornar a sus viviendas cuya construcción está siendo finalizada por la alcaldía capitalina.

En un breve recorrido por la construcción se logró constatar que la obra avanza a paso acelerado, gracias al trabajo de jornadas completas los 7 días de la semana.

Marisol Ayerdis, de 59 años, es propietaria de una de las viviendas. Ella recuerda como si fuera ayer los momentos del terremoto que destruyeron parte de su casa y agrietaron las paredes de taquezal poniendo en peligro su vida y la de su familia.

Comenta que tras los sismos, la alcaldía y el gobierno les dieron una respuesta en tres días.

“Estoy agradecida después de mi Dios con el Comandante, con la Compañera Rosario porque nos dieron una respuesta inmediata. Nosotros como familias pobres no teníamos el recurso para construir estas viviendas, pero con lo que sucedió nos dieron la respuesta inmediata”, aseguró.

Marisol explica que la construcción que están realizando se ve sólida y segura para las familias. “Ahora mis niños van a crecer en casas con condiciones buenas y estables”, aseguró.

De la misma manera Estebana Valle, otra propietaria que espera trasladarse con su familia cuando las viviendas estén listas, expresó que solamente con este gobierno que dirige el Comandante Daniel “pudimos nosotros los pobres tener nuestras casas dignas, porque estas casas eran de taquezal y estábamos amenazados constantemente de que se nos cayeran por los sismos o por la vejez que tenían porque estas casas datan de 80 años”.

“Nosotros como beneficiados con estos proyectos queremos darle las gracias primero a Dios y despues al Comandante, porque el señor lo está utilizando como un instrumento para que le ayude a los más necesitados y les restituya sus derecho que nunca ningún gobierno lo ha hecho”, explicó.

Valle comentó que entre las familias que estarán siendo protagonistas de la restitución de derechos están adultos mayores, personas jóvenes, jubiladas, amas de casa y profesionales.

Por su parte el ingeniero Osman Castro, responsable del proyecto, dijo que están procurando que las construcciones queden bien reforzadas para que soporten los sismos.

“El diseño es igual para todas, todas van a tener el mismo nivel de altura, la misma superficie, todas van a estar bien aseguradas”, afirmó.