La justicia belga prohibió este lunes que se utilicen las iniciales del nombre del exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn, para bautizar un 'bar de azafatas', cerca de la frontera francesa.

El tribunal de Tournai dio la razón a Strauss-Khan, quien presentó una demanda el 30 de abril, para impedir al sulfuroso dueño de salones de prostitución belga Dominique Alderweireld, apodado 'Dodo la Salmuera', que le pusiera a su nuevo establecimiento el nombre de 'DSKlub'.

La jueza Marie-France Jouret prohibió a 'Dodo' utilizar las iniciales DSK para designar su establecimiento abierto en Blaton, una localidad de la comuna fronteriza de Bernissart, "así como toda mención o toda referencia directa o indirecta al nombre, o al acrónimo, a la imagen, y de manera general a la persona del demandante, tales como DSK o DSKlub".

Juzgado por un tribunal correccional junto con otras 13 personas, entre ellas Strauss-Kahn, en el caso por proxenetismo del hotel Carlton de Lille (norte de Francia), 'Dodo la Salmuera', francés de 64 años, ha negado siempre haber suministrado prostitutas al exdirector del FMI.