Los jugadores del seleccionado uruguayo de fútbol fueron recibidos este domingo en Montevideo, Uruguay, por el presidente José Mujica y cientos de hinchas que vitorearon y gritaron sus nombres tras la eliminación del sábado, a manos de Colombia, por los octavos de final del Mundial Brasil 2014, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Los futbolistas y el entrenador, una vez que descendieron del avión en el aeropuerto de Carrasco, a unos 20 kilómetros de Montevideo, fueron saludados por Mujica y ovacionados por los simpatizantes, entre los que había muchos niños con sus padres vistiendo la camiseta de la selección, portando carteles y globos de colores celestes y blancos.

Entre aplausos, gritos y el cántico clásico "Uruguay, Uruguay, Uruguay" de los hinchas, los futbolistas y el técnico traspasaron una puerta y saludaron cordialmente a poca distancia y separados apenas por un vallado y una custodia policial.

Algunos jugadores, muy emocionados, se acercaron a los simpatizantes para firmar autógrafos, le dieron la mano y se tomaron fotografías.

El zaguero central Diego Godín, autor del gol del triunfo sobre Inglaterra en la fase de grupos (el D) por 1-0 que le dio el pase a octavos de final, sostuvo: "Esto es hermoso. Estoy orgulloso de nuestra gente y de ser uruguayo".

Por su parte, el volamnte Egidio Arévalo Ríos, afirmó: "Es importante el cariño que tienen con nosotros. Estamos agradecidos. Esperemos que la próxima sea mejor para todos".