El arquero Keylor Navas, héroe del partido en el que la selección de Costa Rica obtuvo su pase ante su similar de Grecia para la Ronda de Cuartos de Final, señaló que está feliz por atajar un penal que permite continuar con el sueño de los centroamericanos en Brasil 2014.

Con el encuentro empatado a un gol por bando después del tiempo reglamentario y la prórroga, Costa Rica obtuvo su boleto para la siguiente ronda en la tanda de penales, donde Navas atajó el tiro de Theofanis Gekas, cuarto tirador griego.

"Es un momento increíble, estamos agradecidos con Dios por vivir este sueño, que ahora es realidad y que todo un país anheló. Ahora estamos orgullosos", sostuvo el portero de Levante, quien fue considerado el jugador del partido. "Siempre pido salud para esforzarme, siempre he tenido trabajo y he trabado con mucha humildad para estar con mi selección y con mi equipo".

Navas indicó que le enorgullece ser premiado tras el trabajo realizado durante mucho tiempo.

"Me siento muy agradecido con la gente que valora mi trabajo", admitió el guardameta centroamericano. "Es algo que me motiva para seguir trabajando, no bajar los brazos en los momentos difíciles y poder seguir adelante. Espero vivir muchos años más y tenerlos de recuerdo [los trofeos]".

Navas explicó que al final del encuentro hubo palabras de motivación para encarar el momento de los penales.

"Lo que me dijeron fue que luchara por mi gordo, mi hijo, y por Danielita, que ellos me recordaran siempre y que estuvieran orgullosos de mí", compartió Navas al final del encuentro. "Siempre he tratado de ser buen padre y buen amigo. Siempre trato de que sean felices, cuando crezcan que vean a su papá que hizo cosas importantes para el futbol".