Hace varios años, Imax revolucionó la industria cinematográfica al presentar el formato fílmico lo suficientemente grande para capturar los detalles necesarios para llenar sus enormes pantallas. Ahora, la compañía quiere marcar el mismo rumbo en el formato de video digital.

La nueva película de Transformers, dirigida por Michael Bay, es la primera en filmarse con la nueva cámara digital 3D de alta resolución de Imax. Aunque la compañía sólo ha dado algunos detalles acerca de estas nuevas cámaras, es evidente que decidieron ir más allá de lo que otras marcas como Sony, Arri, Red Canon y Panasonic han logrado hasta ahora.

Este nuevo equipo cuenta con un sensor 4K horizontal, el cual es físicamente más grande que cualquiera incluido en las cámaras comerciales disponibles en el mercado. Los sensores más grandes capturan más información, sobre todo un mayor rango de detalle en la oscuridad y la luz, además de que la resolución 4K significa que cada cuadro cuenta con 4000 pixeles de ancho.

A diferencia de otros directores que prefieren seguir filmando en formatos tradicionales, Michael Bay decidió optar por el formato digital de Imax.

“Lo que quise realizar con el 3D es darle a la audiencia una experiencia especial”, comentó Bay en un video detrás de cámaras. A pesar de que la cámara pesa más de 17 kilos, es lo suficientemente compacta para colocarse en las plataformas y grúas de Bay, así como en una Porsche Cayenne.

Dado que las películas Imax normalmente cuentan con una relación de aspecto de 1.9 a 1, el sensor de esta cámara probablemente tiene una resolución de 8.4 megapixeles. Además, esta cámara puede grabar en máxima resolución 4K a 100 cuadros por segundo. Así que seguramente valdrá la pena ver esta nueva película en Imax 3D para apreciar todos los detalles y vivir la experiencia de la que hablaba Bay.