Miguel Herrera adjudicó al árbitro Pedro Proença la responsabilidad de la derrota de México por 2-1 ante Holanda, que deja al Tri eliminado de la Copa del Mundo.

Agrega, a lo largo de su discurso en la Conferencia de Prensa posterior al juego, que a su equipo también le faltó el oficio, ese cancherismo "de equipo grande", para manejar los últimos minutos.

De hecho, El Piojo lamentó que el juez portugués -"de la misma Confederación que Holanda, lo cual es reprobable"- jamás se atrevió a sancionar a Robben con amarillas por su proclividad a los clavados en el área.

Después, Herrera elogió el rendimiento de sus futbolistas.

"Todos jugaron muy bien, me gustó su actitud y rendimiento en la cancha. Tenemos descuidos después en el empate, pero no podemos dejar de lado que Robben se tiró tres clavados, nunca lo amonestaron por eso, y a la tercera fue la vencida".

"Además fue totalmente inadecuado, incorrecto, y es reprobable que se enviara un árbitro desde la misma Confederación que Holanda. Entonces para qué tienen a árbitros de la Conmebol, de Asia o de África", comenta.

"Las decisiones dudosas fueron siempre en contra de México. Sin embargo, Holanda no tiene la culpa de nada, hizo lo suyo para tratar de ganar, aunque el árbitro les regalara el penalti para que nos ganaran el juego".

Que se vaya Proença también...
Miguel Herrera descarta haberse equivocado en los cambios o en el planteamiento del juego para la segunda parte.
"El motivo más determinante de que México esté eliminado fue el árbitro. Él nos deja fuera del Mundial. El primer gol fue error nuestro, pero si el árbitro te va condicionando con sus decisiones en contra siempre, y al final te inventa un penalti de ese tamaño, pues es el principal responsable".

"Todo eso es parte de lo que habíamos ya vivido. Es reflejo de que en cuatro partidos, recibimos tres arbitrajes tendenciosos, y espero que este señor se vaya a su casa igual que nosotros, si la Comisión de Arbitraje revisa su trabajo seriamente. No puede seguir en el Mundial", dijo Miguel Herrera.

El Piojo explicó que el ingreso de Javier Aquino tenía delineada su importancia táctica en el juego.

"Tener salida por la banda, alguien con recorrido, y mover al centro a Herrera, para que tapara la salida de ellos que estaban tocando el balón. Pero nos faltó oficio, nos faltó esa experiencia, de equipos importantes, para saber manejar el reloj, para no perder la pelota ya tan cerca del final del juego", añadió.

Herrera rechaza la aseveración de Van Gaal en el sentido de que Holanda terminó en mejor forma física que México.

"Le regalamos la posesión de la pelota a ellos, pero nosotros teníamos más determinación y capacidad de correr. Ellos no nos encimaban, metían el balonazo al área, anotan el empate y eso les dio un segundo aire. Y a nosotros nos faltó oficio, para administrar el reloj, y en ese intento de ir al frente, entregábamos el balón de nuevo. Necesitábamos tenerlo, cuidarlo más".

Sobre su futuro con el Tri, explicó que no es el momento de revisarlo, y dijo que sólo le interesaba reconfortar a sus jugadores, quienes estaban desechos en el vestuario.

"Primero vamos a hablar con los jugadores, están muy dolidos, muy tristes, vamos a levantar a este grupo. Ya llegando a México, veremos qué pasa. Ahorita lo importante es reanimar a los futbolistas".

Fractura de Moreno...
La noticia grave en el Tri, además de la eliminación, fue la fractura en la tibia izquierda que sufrió Héctor Moreno, tras el choque con Arjen Robben en los últimos minutos del primer tiempo.

El reconocimiento del Jugador Más Valioso fue para Guillermo Ochoa, quien ya lo había recibido ante Brasil en esta misma plaza de la Arena Casteläo en Fortaleza.