Rafael Márquez aseguró tras la derrota de último minuto ante Holanda que el delantero Arjen Robben admitió que no era penal la jugada que sostuvieron en la recta final, pero el del Bayern Munich se alegró de la marcación de la pena máxima, pues el árbitro le había perdonado a México minutos antes.

"¿Qué te dijo Robben al final?", se le preguntó al capitán mexicano... "Que no era penal, pero una de las anteriores sí era", respondió el veterano defensa, quien también fue amonestado en esa jugada.

Robben encaró a Márquez y se dejó caer ante la barrida del mexicano, por lo que se decretó la pena máxima y Huntelaar se encargó de poner el 2-1 definitivo a minutos del final.

En el primer tiempo, Holanda reclamó un penalti sobre Robben tras una falta de Márquez y Moreno sobre el atacante europeo, sin embargo, el árbitro no marcó nada.

Márquez lamentó que México terminara su participación en el Mundial debido a un error arbitral y además aseguró que el Tri sufrió desde el principio con los silbantes.

"A mi consideración no fue penal". -¿No fue justo el arbitraje para México en este Mundial?- "No, no lo creo", afirmó.

Por último, el camiseta número 4 criticó que el delantero de la "Naranja Mecánica" siempre juega a engañar al árbitro.

"Llega un momento en que yo toco el suelo, pero no lo tocó a él. Si conocen bien a Robben de las 10 faltas que recibe, cinco se deja caer y lamentablemente así pasó", finalizó el zaguero.

Con la derrota de último minuto, México finalizó su participación en el Mundial, mientras que Holanda avanza a Cuartos, donde enfrentará a Costa Rica o Grecia.