Con tanto de Wesley Sneijder (88’) y de Klass-Jan Huntelaar (90'+4') por cobro de penalti, Holanda eliminó a los aztecas del mundial, luego de una posible victoria de los mexicanos.

Tras 88 minutos de juego México se hacía con la victoria ante Holanda, con un excelente trabajo del guardameta Guillermo Ochoa que hasta ese momento no había permitido ni un solo tanto de la Naranja Mecánica.

En el minuto 48' llegó la ventaja para México cuando Giovani dos Santos realizó un disparo de zurdazo desde fuera del área por el lado derecho de la portería.

Luego de mantener controlado el encuentro a los mexicanos se les escapó la victoria de las manos, cuando en el 88’ Wesley Sneijder realizó un disparo con la derecha desde el centro del área con un disparo rastrero junto al palo izquierdo y con asistencia de Klass-Jan Huntelaar con un pase de cabeza tras un saque de esquina.

Pasados los 90 minutos, cuando todo parecía indicar que el partido se iría a tiempo extra, por falta cometida por Rafael Marquez sobre Arjen Robben, a Holanda le correspondió cobrar un penalti, Klaas-Jan Huntelaar realizó un disparo rastrero junto al palo izquierdo y Memo Ochoa no pudo detener ese disparo, otorgándosele la victoria a la Naranja Mecanica.

México dio la cara. Fue mejor en gran parte del partido y acabó superado, con la miel en los labios. Los que esperaban a un equipo holandés con el balón en su poder se equivocaron. Fue México el que asumió la autoridad, el que empezó con firmeza el partido. El equipo de Louis Van Gaal, nada que ver con aquella Holanda acaparadora del juego, esperó los movimientos de su rival.

México no ocultó sus cartas. El equipo de Miguel Herrera mantuvo el equipo junto, con Héctor Moreno, Rafa Márquez y Francisco Rodríguez como tripleta de centrales y Paul Aguilar y Miguel Layún por las alas

Fue el lateral del América el que encontró una solución por la izquierda, que abordó en varias ocasiones. Aunque sus balones no encontraban rematador.

México tomó el mando mientras soportó la presión. Amenazó con una jugada de Héctor Moreno que salió fuera. Un mal disparo. Las irrupciones al área del volante del Oporto sorprendieron a la zaga europea. No lo aprovechó México, que tuvo la más clara en las mismas botas minutos después, en una combinación entre Giovanni Dos Santos con Oribe Peralta que marró otra vez Herrera.

Un fuerte tiro de Carlos Salcido desde fuera del área pero sobre todo un tiro de Giovanni, que salvó con el pie, pusieron a prueba a Jesper Cillessen mientras Guillermo Ochoa permanecía inédito.

Holanda apareció al final, antes del descanso, con un par de destellos de Van Persie y una jugada que pudo aprovechar Arjen Robben tras un error de Márquez y Francisco Rodríguez que enmendó después Héctor Moreno.

El partido se rompió al inicio de la segunda parte. Giovanni Dos Santos, en puja con Danny Blind, encontró espacio en la media luna para dar un giro y sacar un disparo que superó a Cillessen.

El choque cambió de manera radical. Holanda acentuó su presión de forma descarada. Buscó en exceso a Arjen Robben, el que más lo intentó y el único que marcó diferencias y puso en jaque a su rival. Van Persie, sin embargo, de vuelta tras su sanción, pasó desapercibido y acabó cambiado por Klaas Huntelaar.

Guillermo Ochoa, desaparecido en el primer tiempo, apareció después para rescatar a México. Salvó un gol en un lanzamiento de córner tirado por Robben que remató a escasos metros Stefan De Vrij. Tiró de reflejos el portero y la pelota dio en el palo.

Tuvo una buena ocasión Wesley Sneijder, al que su equipo echó de menos y también Robben. Un mano a mano que elevó el protagonismo de Ochoa.

Sin embargo, nada pudo hacer ante el tiro ejecutado por Wesley Sneijder, que empaló el balón sin oposición para llevar la igualada al choque. Y poco tuvo que ver en la acción personal de Robben, que acabó en penalti, cometido por Rafael Márquez y transformado por Huntelaar y que llevó al equipo de Van Gaal hasta cuartos.

México abandona el Mundial con dignidad pero abatida por las circunstancias de un partido que tuvo en la mano y del que huyó a partir del minuto 88 de la mano de Wesley Sneijder y de Arjen Robben. Contribuyó Klaas Huntelaar, que transformó el penalti decisivo.

Holanda, con nueve puntos durante este mundial tras llevar un total de 4 victorias, garantiza su pase a los cuartos de final y deberá enfrentarse al conjunto que gane el encuentro de la tarde de este domingo entre Costa Rica y Grecia.

Mientras tanto, México, a pesar de haber realizado un buen desempeñó durante este mundial deberá volver a casa.