Con la moral en alto y con la disposición de asumir nuevas tareas encomendadas por el proceso revolucionario, pobladores del barrio Omar Torrijos, ubicado en el distrito V, recibieron su carnet de Militancia Sandinista, acto que estuvo cargado de mucha emotividad al momento de recordar la gesta revolucionaria de miles de héroes y mártires que soñaron con una Patria Libre, en la que el pueblo gozara de igualdad de derechos.

Para la nueva militancia, la entrega del documento va más allá de recibir una acreditación, es un compromiso que radica en seguir construyendo un país mejor, librando la batalla contra la pobreza y el analfabetismo, tareas que desde la primera etapa de la revolución han sido los ejes fundamentales de trabajo del comandante Daniel Ortega.

“Hoy son 800 compañeros los que reciben su Militancia Sandinista, esto como parte de las celebraciones del 35 aniversario de nuestra gloriosa Revolución Sandinista, ser militante es un orgullo porque estamos afianzando nuestros compromisos con la lucha sandinista, una lucha que ya no se vive con las armas sino con la restitución de derechos para nuestro pueblo, un pueblo que con ansias soñó por mucho tiempo vivir en las condiciones que hoy tenemos”, dijo Esperanza Corea, Secretaria Política de Barrio.

“Estamos orgullosas de seguir siendo parte fundamental e histórica del proceso revolucionario, sabemos que nuestros hijos siempre soñaron con tener una mejor vida y aunque ellos no lograron concretar sus sueños garantizaron que las demás generaciones si pudieran vivir en paz, con educación y salud gratuita”, señaló Ángela Bravo, madre de Héroes y Mártires.

“Hace 35 años luchamos por nuestro país, que añoraba con la libertad, la cual se hizo posible gracias a la entrega de muchos compañeros, es por ello que recibir la militancia sandinista es un orgullo porque el carnet no es un simple trozo de papel sino que es la sangre de nuestros héroes y mártires que con mucho amor recibimos”, dijo Douglas Vado, Combatiente Histórico.

Juventud siguiendo el legado revolucionario

Muchos jóvenes del barrio Omar Torrijos recibieron por primera vez su Militancia Sandinista, acto que para ellos es de suma importancia ya que en cada uno está la responsabilidad de continuar aportando a la construcción de una nueva Nicaragua, siendo ellos los protagonistas del proceso a través de su inclusión en los programas educativos, la defensa de la soberanía y la lucha contra la pobreza.

“La Militancia Sandinista no es únicamente un documento de identificación, es para mí un hecho trascendental porque nos lleva a un compromiso en el cual nosotros seguimos brindando nuestro respaldo a todos los programas que impulsa nuestro buen gobierno, asumiendo nuevos retos, porque sabemos que de esta manera vamos a continuar enarbolando la bandera de los héroes y mártires”, concluyó Yasser Escobar, miembro de Juventud Sandinista.