Mucha fortaleza y poder demostró la selección colombiana al enfrentarse la tarde de este sábado en el Estadio Maracaná a los charrúa y derrotarlos 2-0 con doblete de James Rodríguez (28’ y 50’) y de esa forma garantizar su boleto a los cuartos de final del Mundial 2014, dejando eliminados a los uruguayos de la contienda.

El conjunto colombiano que dirige el técnico José Pekeerman continuó con su racha impecable de victorias en este que fue cuarto encuentro, demostrando ser la mejor selección de futbol que representa a los cafeteros en la historia de los mundiales, exhibiendo un gran debut en su regreso al Mundial después de 16 años de no participar en el evento y dejando tendidos a cada uno de sus rivales.

La participación y acción de James Rodríguez fue fundamental para lograr esta cuarta victoria y la clasificación a los cuartos de final, siendo el centrocampista de tan solo 22 años quien le otorgó la su pase a la siguiente fase de la Copa del Mundo.

James sumó su quinto gol y superó, momentáneamente, en la tabla de goleadores a Lionel Messi, Neymar y Thomas Müller.

En el 28' los cafeteros marcaron su primer tanto protagonizado por Rodríguez que con un disparo de zurdazo desde fuera del área al ángulo superior izquierdo y con asistencia de Abel Aguilar que le hizo un pase de cabeza para mandarla directo al travesaño.

En el 50' se produjo el segundo de Rodríguez en el partido y de la victoria de los colombianos, cuando el centrocampista realizó un Disparo con la derecha desde muy cerca al centro de la portería y con asistencia de Juan Guillermo Cuadrado.

Uruguay, el cuarto clasificado del Mundial del 2010, el equipo que llevó a Diego Forlán para convertirse en el mejor de entonces, se despidió del Mundial de Brasil dieciocho días antes de conmemorarse los 64 años del Maracanazo.

El partido comenzó como si no hubiera prisa. Con la convicción de los veintidós de que lo que debió pasar, pasaría a su debido tiempo en este encuentro sin mañana en el Mundial para el perdedor.

Álvaro 'Palito' Pereira, con la encomienda clara de neutralizar a Juan Guillermo Cuadrado, le hizo sentir el peso de la ley de su bota en los dos primeros cruces.

En el sector izquierdo de Uruguay se citaban con la seguridad de que solo uno saldría airoso.

Nada que hacer ante tremenda tarjeta de visita. James entró a los 28 minutos de este encuentro como socio exclusivo y 'gold card' en bandeja al club de los goleadores del Mundial formado por Lionel Messi, Thomas Müller y Neymar.

Pero cuando apenas comenzaba el segundo tiempo, Cuadrado activó por la derecha el segundo acto. Atrajo a James con el pase, que involucra a Jackson, a Armero en la banda zurda. Su lanzamiento voló al área y la cabeza de Cuadrado ganó a todos. La pelota bajó a los pies de James quien esta vez, con pierna derecha clavó el segundo.

El colombiano decidió entonces crear una franquicia aparte con el perdón de Messi, Neymar y Müller.

Daniel Ospina, el cuñado de James, tampoco faltó a la ópera de la Compañía de Pekeerman porque en pleno vuelo sus manos negaron el gol a 'Cebolla' Rodríguez, un latigazo de Edinson Cavani, una clara situación de Stuani y un remate en vuelo de karateca de Maxi Pereira.

Colombia deberá enfrentar en cuartos de final a Brasil el próximo 4 de julio.