El choque de octavos de final de la Copa del Mundo entre México y Holanda tendrá un ingrediente especial para Javier Hernández, pues el delantero del Manchester United enfrentará al que podría ser su futuro jefe: Louis van Gaal.

Tan pronto termine el torneo, el seleccionador holandés asumirá la dirección técnica de los "Red Devils", mientras que el futuro del "Chicharito" es motivo de constantes especulaciones después de una floja temporada en el club de la liga Premier.

"Estamos en un Mundial, no vamos a hablar sobre clubes y no voy a contestar esa pregunta", dijo un cortante Van Gaal el sábado cuando un reportero lo interrogó sobre su opinión del delantero de 26 años.

En la selección mexicana, Hernández pasó de ser titular indiscutido a suplente habitual de Oribe Peralta durante ese bache. Pero el lunes rompió una sequía de goles que ya superaba el año al anotar en la victoria 3-1 sobre Croacia después de ingresar desde el banco.

El técnico de México, Miguel Herrera, confirmó el sábado que Oribe volvería a ser titular ante Holanda, pero elogió al "Chicharito" e insinuó que tendría minutos.

"Le agradezco a Javier que nunca ha bajado los brazos", destacó el entrenador. "Es un gran revulsivo".
"Podría estar sintiendo que con lo que ha hecho debería estar iniciando los partidos ... (pero) hemos intentado mover lo menos posible el cuadro porque se están dando los resultados", se justificó el "Piojo" Herrera.

Con su tanto en Brasil, que celebró entre lágrimas, "Chicharito" alcanzó 36 goles con el 'Tri' y es el tercer máximo artillero histórico de su selección, a tres de Cuauhtémoc Blanco y a 10 de Jared Borgetti.

Para añadirle algo de morbo al enfrentamiento de octavos, México también enfrentará a Robin van Persie, uno de los fijos en el ataque del Manchester United que ha relegado a Hernández a la suplencia en su club.

En una temporada turbulenta en Old Trafford tras el retiro de sir Alex Ferguson, "Chicharito" fue suplente y apenas marcó cuatro goles bajo el fugaz reinado de David Moyes.

Van Persie, a pesar de verse aquejado por lesiones, se las arregló para acumular 18 dianas al final de la campaña, y ahora suma tres en Brasil bajo las órdenes de Van Gaal.