Después de rezar el Santo Rosario en la capilla que se ubica en la entrada del pueblo, cientos de devotos de la Virgen de La Luz acompañaron a la imagen en el recorrido, el cual se llenó de cultura popular y fervor mariano.

Hombres, mujeres, niños y personas mayores se convocan para celebrar esta festividad. Unos van  cantando, otros bailando, y otros más con los ojos vendando caminan descalzos para pagar sus promesas o favores recibidos por la Virgen.

A la milagrosa Virgen de la Luz, los liberteños le atribuyen muchos milagros. Alba Rodríguez, una de las devotas que va pagando promesa indica que ella está “agradeciéndole a la Madre de todos nosotros el haberme regalado un hijo que llevo en  mi vientre y otras cosas más”.

Igualmente caminando descalza y con los ojos vendados, doña María Ortega, paga una promesa que le hizo a la Virgen hace años cuando los médicos le habían diagnosticado que su hija iba a morir. “Entonces ella le pidió a la  Virgen para que le diera vida a su niña”, comenta su hermana que le ayuda a caminar sobre el adoquín caliente.

Guadalupe Amador, es un joven que no paraba de bailar. “Solo  me da por bailarle a ella, así sobrio sin nada de alcohol nada de eso, es una alegría que siento en el corazón”, explica cuando se le consulta sobre el motivo de su baile.

Algunos aseguran que tienen más de 20 años de pagar promesas como Omar López, otro joven que baila al ritmo de los filarmónicos. Según el celebración es una tradición “y lo hacemos en honor a ella, ¡Que viva la Virgen de la Luz!”, grita el joven.

Los fieles católicos oran a la señora para que sea la Luz que disipe la sombra  del engaño, que sea la dulzura que deleite sus corazones, es ella la madre en quien esperan y confían.

El Párroco de la Libertad, Padre César Augusto León, comentó que la Virgen María, bajo la advocación de la Virgen de La Luz, nos ayuda a vivir la fe sirviendo a aquel  que nos necesita y espera de nosotros.

Para que los festejos se realicen con orden y devoción, año con año la Alcaldía colabora con las fiestas patronales. Yamil Vargas, alcalde del municipio, expresó que “los liberteños nos sentimos contentos porque son 150 años que se sale a través de este tope, y es  una tradición de los liberteños,  no importa el día que caiga 10  de mayo siempre se da este tipo de ambiente”.

El recorrido también fue acompañado por el Vicepresidente de la República, General Omar Halleslevens, quien explicó que  históricamente la virgen va acompañada de los tradicionales montados.

No obstante indicó que “lo interesante es la combinación que hay en el tope de esa gran cantidad de feligreses que estamos acompañando este día a la virgen”.

Las actividades recreativas y religiosas continúan hasta el domingo, en todos estos días se realizan misas y fiestas populares.