La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este jueves los riesgos relacionados con la propagación del virus del Ébola desde Guinea Ecuatorial, Sierra Leona y Liberia hacia las naciones vecinas del continente africano.

“Queremos que los otros países del oeste de África estén preparados. Me refiero a países como Costa de Marfil, Malí, Senegal, Guinea Bissau” explicó en conferencia de prensa el especialista en Ébola de la ONU, Pierre Formenty.

En ese sentido, aclaró que la ONU ni los gobiernos de esas naciones aplicarán medidas para restringir el desplazamiento internacional de personas entre esos territorios. Por ello, considera más apropiado educar a la ciudadanía para que conozca formas de prevenir el virus.

“Si imponemos medidas que la población percibe como restrictivas, estaremos fomentando la transmisión de la epidemia” puntualizó Formenty. De igual forma destacó que la propagación del virus ha sido rápida por el contacto con personas infectadas y con los cuerpos de las víctimas; donde la enfermedad permanece activa.

El balance presentado por la OMS el jueves detalla que Guinea Ecuatorial, Sierra Leona y Liberia han contabilizado 635 casos de fiebres hemorrágicas; de las cuales por lo menos el 50 por ciento han sido confirmados por los análisis como casos de Ébola.

De acuerdo con el informe de la organización el foco de infección del virus se concentra de forma mayoritaria al sur de Guinea; desde donde se han desplazado la mayor parte de los afectados a otras partes en búsqueda de atención médica.