El Volcán de Fuego, en Guatemala, incrementó su actividad eruptiva y las autoridades de ese país decidieron mantener este viernes la alerta amarilla para el tráfico aéreo y los vecinos que residen cerca.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología e Hidrología (Insivumeh) reportó que en los últimos días el volcán de Fuego ha generado explosiones moderadas y lanzado cenizas.

Las cenizas se elevan a unos cuatro mil 400 metros sobre el nivel del mar y se desplazan de 10 a 12 kilómetros en la dirección del viento, precisó el vulcanólogo Gustavo Chigna, del Insivumeh.

Se trata de un estratovolcán ubicado al suroeste de esta capital, situado entre los departamentos de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango, al centro-sur de Guatemala.

El coloso se eleva a tres mil 763 metros sobre el nivel del mar, sus erupciones son habitualmente violentas y es considerado uno de los más impresionantes de Centroamérica y el más activo desde la época de la Conquista (1524).

Sus últimas erupciones ocurrieron el 18 de mayo de 2012 y el 13 de septiembre de ese mismo año y ésta última, considerada la mayor de su historia, obligó a evacuar a 10 mil personas.