En Conmemoración del Centenario de Fundación del “Hogar Zacarías Guerra”, la Asamblea Nacional realizó una Sesión Especial en la que el Padre José Ramírez Varela “Joselito” director del Centro, recibió la Medalla de Honor por parte de la Junta Directiva de este Poder del Estado.

El padre “Joselito” en nombre de los trabajadores, niños y jóvenes que reciben atención en este centro, agradeció por todo el respaldo que el parlamento, que el gobierno y demás instituciones realizan al Hogar Zacarías Guerra, para que siga brindando amor a la niñez nicaragüense.
Aprovechó su intervención para anunciar una serie de actividades enmarcadas en el centenario de fundación del centro, entre estas una eucaristía de Acción de Gracias que será oficiada el 12 de julio por Su Eminencia Cardenal Leopoldo Brenes en la Catedral de Managua. El 13 de julio se tiene contemplada un domingo familiar denominado “Un Siglo de Amor”, en la que las familias podrán participar de una carrera-caminata, una kermes y un estadio virtual para aquellos que deseen observar el partido final de la Copa Mundial de Futbol.

“Son niños que viven en extrema pobreza por lo tanto se tiene que dar una educación integra, desde los más pequeños. Mi lema es calidad para llegar a la excelencia y para llegar a la calidad y excelencia se necesita alimentación, educación, vestido, medicina y se necesita la recreación sana”, dijo el padre Joselito al hablar con los periodistas.

“Lo más importante en estos 100 años es que hemos rescatado a muchos niños abandonados, se han reeducado, ahora son hombres de bienes y están en diferentes sitios de Nicaragua y en muchos países, donde voy me encuentro hombres y mujeres que pasaron por el Hogar Zacarías Guerra, son abogados, son doctores, son maestros, son empresarios, artistas, es algo increíble”, dijo el padre Joselito, quien aseguró que tienen mucho apoyo por parte del gobierno, de la asamblea, de la empresa privada, organismos internacionales, pero aún así tienen un déficit mensual de 200 mil córdobas.

Actualmente el Hogar Zacarías Guerra atiende 560 niñ@s, de los cuales 130 reciben atención de 6 de la mañana a 6 de la tarde. Todos provienen de familias pobres y en su gran mayoría son niños y jóvenes que son huérfanos de madre o padre.

El diputado sandinista Carlos Emilio López, indicó que el reconocimiento del parlamento, es muy meritorio para esta institución que tiene un siglo de brindar amor y esperanza a miles de niños, que por diferentes circunstancias requieren ese apoyo para sobresalir en la vida.

“La labor del Zacarías Guerra está en total consonancia con la labor del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la metodología, la pedagogía que utiliza este centro es una pedagogía del amor, una pedagogía de la solidaridad, de la ternura, de la no violencia y con esta pedagogía se ha logrado restaurar, recuperar a una cantidad de niños y niñas que viven en situación de vulnerabilidad y ahora están integrados a familias e integrados a la comunidad, ese es el mismo enfoque que tiene el Gobierno, por eso es el programa Amor para los más Chiquitos”, dijo López.