La Presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), magistrada Alba Luz Ramos, hizo un llamado a todos los sectores sociales a participar de manera activa el próximo viernes 11 de julio en la caminata contra la violencia intrafamiliar y de género que están promoviendo las instituciones del Estado junto con las mujeres miembros de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida.

“Queremos anunciarles que en nombre del Poder Judicial de Nicaragua, el día 11 de julio estaremos llevando a cabo una marcha todas las instituciones de la Comisión Interinstitucional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres por una Vida libre de Violencia”, informó Ramos, agregando que esta actividad forma parte de una serie de acciones encaminadas a prevenir la violencia de género, que forma parte de la Estrategia de Seguridad Ciudadana que promueve el Gobierno Sandinista.

El pasado jueves la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, anunció esta caminata, la cual iniciará a partir de las 3 de la tarde en la Rotonda El Periodista y concluirá en Metrocentro con un pronunciamiento y actividades culturales dirigidas a la prevención de la violencia.

“La marcha estará encabezada por el Ministerio de la Familia y el Poder Judicial, estamos convocando a toda la población, a todas las comunidades, porque este problema de la violencia, es un problema de todos los nicaragüenses. Las instituciones del Estado estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos, a nuestro alcance, hacemos todo lo que podemos hacer para erradicar la violencia, sin embargo es imposible que podamos cubrir este tema solos, las comunidades se tienen que involucrar, las sociedades se tienen que involucrar, también estamos llamando a las organizaciones que luchan contra la violencia a la mujer, todas debemos luchar”, dijo Ramos al llamar a sumarse en esta jornada de prevención contra la violencia en cualquiera de sus facetas.

Subrayó que en ningún momento el Estado se está excusando de actuar y tampoco ninguna de las instituciones va a dejar de hacer las cosas para prevenir la violencia, “pero no es suficiente, nunca es suficiente” ni en los países desarrollados.

6 mil denuncias en primer semestre

Indicó que lo primordial es hacer crear conciencia a la población de que la violencia hace daño a todos, ya que no es un problema exclusivo de la mujer “es un problema de la sociedad, que la violencia es un problema de salud pública y que crea gastos innecesarios en el sistema de salud”.

Detalló que a los tribunales de justicia ha recepcionado aproximadamente seis mil casos o denuncias de mujeres, siendo las demandas de pensión alimenticias la primera en el orden, seguido de la amenaza y el maltrato físico, la violencia psicológica, los femicidios y otros. Hasta el momentos se contabilizan 46 mujeres asesinadas por sus novios, esposos o desconocidos.
Las declaraciones de Ramos se dieron minutos después de participar como expositora en el Tercer Encuentro “Por Una Región Libre de Violencia Hacia Las Mujeres”, al que asisten ministras de la Mujer, fiscales y magistradas de los más altos órganos de justicia de Centroamérica y el Caribe.

Ramos destacó que el encuentro se realiza en el único país de la región que está en la lista de los diez países con mejores índices de igualdad de género en el mundo. La actividad es organizada por la Corte Centroamericana de Justicia con el apoyo del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y se realiza en conmemoración de los 20 años de vigencia de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Hacia la Mujer, mejor conocida como Belem Do Pará.

Subrayó que hace apenas 20 años se comienza a reconocer en el mundo que la violencia hacia la mujer es una violación a los derechos humanos, por eso “el Estado de Nicaragua considera que la violencia por razón de género es una violación sistemática a los derechos humanos y un obstáculo para el desarrollo de las mujeres”.