Dos kilómetros de recarpeteo asfáltico fueron inaugurados por familias protagonistas de los procesos de restitución de derechos en la comarca San Isidro de Bolas en el Distrito III de Managua.

Pobladores del lugar aseguraron que la carretera estaba en malas condiciones desde hacía años y siempre plantearon la necesidad de mejorar el camino ante las autoridades municipales.

“Antes traficar aquí era bien complicado, había partes de tierra, muchos baches, era dificultoso para que los vehículos entraran, pero ahora gracias a Dios y a nuestro Gobierno estamos caminando seguros y con dignidad a nuestros hogares, trabajos y escuelas”, indicó Ingrid Mesa, una joven que habita en San Isidro.

“Por esta vía trafican muchas personas, niños, por aquí sale toda la producción en carretas, camiones, motos, entonces era necesario que se hiciera este recarpeteo y ahora falta que amplíen más el asfaltado para que más población se beneficie de esta gran obra”, consideró Jaime Lobo.

El camino es de mucha utilidad para taxistas y jóvenes que trabajan en mototaxis y contribuyen con la movilización de adultos mayores, comerciantes, trabajadores y niños hacia escuelas, mercados y centros de salud.

“Ahora nos movilizamos con más tranquilidad, los vehículos se nos van a dañar menos, es una obra esperada porque estas calles estaban muy malas por los efectos de la lluvia. Ahora con este recarpeteo las caponeras van a circular mejor, ya no se van a dañar las motos y para nosotros como taxis entrar a San Isidro el costo es menos”, indicó Vicente Guzmán, quien trabaja de taxista en la zona.

La municipalidad invirtió 2 millones 234 mil córdobas, haciendo protagonistas a 230 familias y pobladores de los barrios aledaños a San Isidro de Bolas.

El proyecto formó parte del Plan de Gestión Municipal para el año 2014, financiado con fondos de la comuna capitalina.