Un total de 30 pacientes diabéticos del Hospital Roberto Calderón, finalizaron el curso “Unidos por una esperanza de Vida” en el que lograron obtener conocimientos acerca del tratamiento que desde sus hogares deben poner en práctica para lograr una armoniosa convivencia con su enfermedad, tomando en cuenta hábitos saludables en la alimentación y la debida aplicación de sus medicamentos.

El objetivo fundamental de estos cursos es que una vez finalizados, los pacientes puedan desde las unidades médicas de los barrios crear clubes con personas que presentan este cuadro clínico y de esta manera enfrentar dicha enfermedad que afecta a personas adultas, jóvenes y niños.

“Dentro del hospital contamos con un club de pacientes diabéticos, el que está liderado por médicos especialista, diabetólogos que se encargan de preparar a nuestros pacientes para que ellos sean educadores en diabetes, los graduados tiene la misión de transmitir los conocimientos adquiridos acerca de la enfermedad” destacó la doctora Kenia Grillo, directora del hospital.

Tomando en cuenta que la diabetes es una enfermedad crónica con la cual el paciente puede convivir, siempre y cuando cuente con el apoyo de su familia, la atención médica requerida y el desarrollo adecuado de una dieta. Hasta la fecha en la capital se han creado tres clubes en algunas unidades médicas.

“En este curso aprendí acerca de la dieta que debo mantener para que mis niveles de azúcar en la sangre se mantengan estables, tomar mi medicamento en las proporciones adecuadas y a la hora debida, realizar ejercicios y sobre todo aprender a convivir con esta enfermedad que al final podemos lograrlo si ponemos nuestro empeño” señaló Carmen Rodríguez.

“Es nuestro deber mantener una vida sana para poder enfrentar la enfermedad y a través de nuestra inmersión en el club de diabéticos del hospital hemos logrado convivir con ella y mejorar nuestra calidad de vida, ahora nuestro compromiso es seguir transmitiendo los conocimientos adquiridos con pacientes que están recién diagnosticados para que ellos también puedan enfrentar la diabetes” manifestó Alicia Flores.

“El club de diabéticos permite que nosotros como pacientes conozcamos todo lo relacionado a esta enfermedad, si bien es cierto, al inicio del diagnóstico es una situación difícil porque nos hacemos la idea que ya vamos a morir, sin embargo eso no es cierto, depende de cada uno de nosotros a través de las prácticas saludables que vamos a lograr convivir con la diabetes” concluyó Fernando Castro.