El Portugal de Cristiano Ronaldo, último en el Grupo G, necesita golear a Ghana este jueves en Brasilia para seguir en el Mundial, pero no le valdría de nada si los líderes de la llave, Alemania y Estados Unidos, empatan, pasando a octavos de final.

Si bien tanto Portugal como Ghana matemáticamente aún puede clasificarse en esta última ronda de la fase de grupos, se trata de una situación que no depende de ellos, sino de resultados externos.

Con un sólo punto tras empatar 2-2 con Estados Unidos el 22 de junio en Manaos, el equipo de un 'comandante' CR7 sin brillo, tiene escenarios desfavorables y la situación completamente cuesta arriba antes de salir a la que podría ser su última contienda el jueves en el estadio Mané Garrincha, a las 13H00 locales (16H00 GMT).

Por su parte, los Estrellas Negras también tienen un punto luego de empatar 2-2 con los alemanes, a quienes le ofrecieron un sólido partido y podrían complicar aún más a los lusos.

Los escenarios, con calculadora
Si los lusos vencen a Ghana, totalizarán 4 puntos. Pero eso no sirve si la Mannschaft y el 'Team USA' empatan, porque hacen 5, y el crack del Real Madrid y su equipo vuelven a casa.

Lusos y africanos descartan que Alemania y Estados Unidos confabulen para no hacerse daño y clasificar sin inconvenientes, dejándolos a ellos fuera.

Ahora, Portugal necesita atropellar a Ghana para revertir la diferencia de goles de -4 que tiene tras la revolcada de 4-0 que recibió de Alemania en su primer duelo en Salvador.

Por eso, además de vencer, a los lusos también les convendría una amplia goleada de los germánicos contra Estados Unidos, ya estos últimos ostentan una diferencia de goles de +1. Sólo así se colocan segundos.

Para poner un ejemplo, si Portugal se impone a Ghana por 1-0, necesita que Alemania venza a Estados Unidos por 5-0.

Ahora, si el 'Team USA' vence a Alemania, CR7 tendría poco por hacer, porque la diferencia de goles de la Mannschaft es de +4.

"Creo en milagros. Sabemos que es difícil pero tenemos que luchar y lucharemos hasta el final", dijo Pepe, mediocampista de un Portugal, antes del entrenamiento el miércoles en Brasilia.

Para Ghana, con diferencia de goles de -1, la situación es un poco menos compleja. Si ellos vencen a Portugal por 1-0, sólo requieren un triunfo de 2-0 de Alemania contra EEUU para quedar segundos y mandar a los de las barras y las estrellas a hacer maletas.

Los africanos resolvieron el miércoles un problema económico con su país, que envió a Brasil un avión con 3 millones de dólares para el pago de primas por participar en la Copa, y saldrá a jugar sin problemas.

"Este juego es importante para la nación. Tenemos que dejar los problemas de lado. Incluso si no llega el dinero, no nos vamos a rehusar a jugar", comentó Christian Atsu, mediocampista de los Estrellas Negras.

Ambas escuadras entrenaron el miércoles en un cuartel de bomberos de la capital brasileña.

¿Está jugando Ronaldo?
Cristiano Ronaldo sigue sin brillar en esta Copa del Mundo. Totalmente apagado durante la derrota ante Alemania, sólo tuvo un destello en este torneo. Habilitó magistralmente y en el último minuto a Silvestre Varela para conseguir el empate 2-2 ante un Estados Unidos que los estaba dejando fuera de la Copa.

Y para poner el parche antes que sangre la herida, se desmarcó de aquellos que aún creen que podría conseguir un milagro.

"Actualmente, hay mejores equipos y mejores jugadores que nosotros. Puede que seamos un equipo medio, sí. Estaría mintiendo si dijera que éramos una de las mejores selecciones. Tenemos unos límites, lesionados... tenemos un equipo muy limitado", añadió.

Pero el goleador Silvestre Varela aún respira ánimo, pese a que tampoco contarán con Pepe, que se fue expulsado. "Quedan 90 minutos, todavía es posible", aseguró.

Ghana, que le arrancó un empate a una Alemania favorita pero falta de creatividad, puede que llegue con más ánimo al encuentro del adiós.