Baltodano dice que aún no cuantifican el monto de esas pérdidas, pero recalcó que son enormes, porque algunos importadores de los productos fabricados en Nicaragua imponen multas millonarias a los suministradores, cuando la carga sufre algún retraso.

"Definitivamente que afecta a las Zonas Francas, o sea todas las empresas nos llaman preocupadas por esta situación, porque definitivamente el paro de transporte, ustedes saben las Zonas Francas mueven mucha mercadería diario, tienen que suministrarla a tiempo, si no, reciben multas, y las multas son enormes que    imponen los importadores, algunas de ellas han tenido que cambiar sus envíos por vía aérea, lo que aumenta los costos", comentó Baltodano.

"Cada día que pasa significa miles de dólares, en algunos casos, y lógicamente (los empresarios) están preocupados  y esperamos que se dé una solución lo más pronto posible", reiteró el asesor presidencial.

"Es difícil cuantificar las pérdidas, pero sí hablamos de miles de dólares. Hay marcas que te ponen miles de dólares en multas si no les cumplís en tiempo la entrega de su mercadería. Entonces sí preocupa y nosotros instamos a que se encuentre una solución lo más pronto posible", recalcó.

Hablan transportistas


Por su parte, Marvin Altamirano, Presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, al hablar sobre la posición de los transportistas, manifestó que como empresarios están apoyando totalmente la solicitud del gobierno del Presidente Daniel Ortega para que ambas partes estén dispuestas al diálogo y a las negociaciones.

Destacó que la asociación había venido diciendo que “era necesario hacer una revisión y un ajuste a las tarifas de transporte y precisamente porque todos los nicaragüenses conocemos y en el mundo entero que el combustible siempre ha estado cambiando y subiendo de precio”.

El líder transportista explicó que el combustible representa el 80 por ciento de los costos reales en la tarifa del transporte para el traslado de contenedores y cada vez que se da un incremento impacta más en el costo real de la tarifa.

En ese sentido, agregó que los transportistas tomaron la decisión de no trabajar mientras no se revisen los costos del traslado de contenedores, dado que pese a que como empresarios del transporte han enviado a las líneas navieras sus propuestas de tarifas, estas aún no han dado frutos.

Añadió que lo que resulte de las negociaciones, la Asociación de Transportistas lo va a respaldar, pero dijo que es justo que los transportistas tengan  derecho a una tarifa justa que les permita sobrevivir.

Mercado predomina

Por otra parte manifestó que se habló de paro, pero añadió que “lo que ha ocurrido es que está predominando lo que dice el mercado, la oferta y demanda, y la tarifa que pagan las navieras ya no les sirve a los transportistas, por lo tanto simplemente no la toman”.

Explicó que alrededor del 90 por ciento de los camiones, los que trasladan contenedores, están parados, pero el 10 por ciento restante son de alrededor de ocho toneladas y son los que llevan mercancías a nivel nacional y esos son los que están circulando.

Destacó el dirigente transportista que lo que se ha parado es el transporte de importación y de la exportación y señaló que para se resuelva el problema y se siga trabajando, es necesario que se haga un  ajuste en la tarifa por la vía de la negociación entre transportistas y navieros.

Solidaridad de transportistas centroamericanos

Entre tanto el Consejo Centroamericano del Transporte, de la Federación Centroamericana de Transporte y de la Asociación de Transportistas Salvadoreños, por medio de comunicados, respaldaron a sus colegas nicaragüenses en “su lucha por una tarifa justa, porque las navieras transnacionales les imponen normalmente el precio del transporte”.

Aseguró que si el problema no se resuelve con una disposición que represente ganar-ganar, el paro se podría agudizar puesto que los transportistas de Honduras, El Salvador y Costa Rica, podrían estar tomando medidas similares en sus países a las de los nicaragüenses a partir del próximo lunes.

Por su lado el Presidente de la Asociación de Agencias Navieras, Carlos Pérez, durante una conferencia en el Consejo Superior de la Empresa Privada, dijo ellos no están de ninguna manera explotando a los camioneros y aseguró que la situación está perjudicando a los importadores y exportadores del país.

COSEP llama a las dos partes a negociar

Pérez afirmó que ellos consideran inaceptable el pagar entre 300 y 400 dólares adicionales por cada contenedor y añadió que están dispuestos a negociar, pero que no quieren que una organización les imponga a todos una tarifa que la terminarían pagando los consumidores.

Entre tanto el presidente del COSEP, José Adán Aguerri llamó a las dos partes a negociar para que todo vuelva a la normalidad y que no se afecte la economía del país y señalo que hay por lo menos 80 contenedores de café que no han podido ser exportados por falta de transporte.

A la par explicó que también se está afectando a las maquilas, dado que algunas empresas por falta de materia prima, dejaron de trabajar y mandaron a sus trabajadores de vacaciones, quienes a su vez, dijo Aguerri, están dejando de ganar.