Hyundai reveló recientemente que su nuevo automóvil, el Genesis, combinará tecnología GPS y de frenado automático para eliminar el peligro de ser víctima de las cámaras de tráfico. Según la empresa, el Genesis sabe la posición de las cámaras de tráfico con anticipación y notifica al usuario con hasta 800 metros de anticipación y activa una alarma en caso de que la velocidad se mantenga antes de llegar a ésta.

Lo interesante es que si el vehículo detecta que la velocidad sigue siendo alta al momento de acercarse a la cámara, el sistema activará los frenos para ajustarla y evitar la multa. Cabe señalar que el auto no puede detectar cámaras móviles, sin embargo, ha demostrado ser muy útil para la gente que sigue el mismo camino cada día hacia el trabajo.

El sistema de Hyundai está diseñado para permitir que los automovilistas tengan más flexibilidad al manejar, pero algunas personas han acusado a la empresa de ofrecer herramientas para superar los sistemas de tráfico, cuyo propósito es regular la velocidad y aumentar la seguridad en el camino. Hyundai reveló que esta tecnología no estará disponible cuando el auto sea lanzado al mercado, en octubre de este año.