Recientemente nos enteramos de que Amazon y Warner Bros. estaban enfrascados en una disputa de precios que llevó a la cadena de ventas en línea a detener las preventas de películas de Warner Bros. No obstante, según parece, la discusión llegó a su fin, dado que Amazon acepta preordenes para los próximos lanzamientos de Warner Bros. en Blu-ray y DVD, como The LEGO Movie.

Este caso es sólo uno de varios en los que Amazon y algún distribuidor importante han batallado por los precios de los productos que se venderán en la tienda en línea. Uno de los más sonados es el de Hachette, una importante casa editorial francesa, encargada de la publicación del próximo libro de J. K. Rowling, autora de la famosa serie de Harry Potter. Y justo antes del lanzamiento de su servicio de streaming, Prime Music, nos enteramos de que Amazon y Universal Music también tuvieron problemas para llegar a un acuerdo con el precio de las licencias, por lo que la música de todos los artistas de la disquera fue omitida.

Hace aproximadamente un mes, un vocero de Amazon reconoció el conflicto con Hachette y aseguró que dar prioridad a ciertos productos y esconder o simplemente dejar de vender otros es una práctica común para muchas tiendas, por lo que las tácticas de presión ejercidas por Amazon no debían ser consideradas como un abuso. Al final, el mismo vocero invitó a los usuarios de Amazon a comprar los libros de Hachette con la competencia, situación que Apple aprovechó al poco tiempo.