La política del Gobierno Sandinista de vencer la especulación a través del programa Frijoles Solidarios llegó al barrio Santa Ana Central, donde las familias pudieron adquirir este importante producto de la canasta básica a un precio accesible de 15 córdobas la libra.

Si bien el año pasado hubo una producción de frijoles suficiente para abastecer el mercado nacional e incluso para exportar, en los mercados y supermercados una libra de frijoles alcanza 25 córdobas la libra, algo que indiscutiblemente merma el poder adquisitivo de la familia promedio nicaragüense.

En Santa Ana Central, ya en otras ocasiones se ha instalado el puesto móvil de frijoles solidarios, lo que ha sido aprovechado por pobladores como María Espinoza, quien aseguró que es mejor esperar a que llegue este programa al barrio que ir al mercado a dejar una gran cantidad de dinero.

Espinoza compró 10 libras de frijoles, lo cual significa un ahorro de 100 córdobas.

El joven Lenín Sarria fue otro de los que rechazó a los especuladores y dijo preferir comprar el grano en los puestos del gobierno.

“Sale mejor comprarlo aquí que ir a los mercados”, expresó Sarria, cargando en sus manos 10 libras de frijoles.

Cada puesto móvil del gobierno distribuye diariamente 3 mil libras de frijoles en dos barrios, sin embargo, el programa tiene un alcance mucho mayor ya que actualmente está llegando a todos los distritos de Managua, y a las regiones III, IV y V del país.