Según datos compartidos por el sitio HandsetDetection.com, los smartphones de Samsung son los más populares entre los usuarios de Android en Estados Unidos. Un detalle interesante es que la corona no es para el Galaxy S4 o S5, el campeón, con más de 13% de estadounidenses es el Galaxy S III, lanzado hace más de 2 años. Este número resulta más impresionante cuando tenemos en cuenta que en dicho país existen más de 3500 equipos Android distintos en operación.

El segundo dispositivo en la lista de popularidad de Android es el Droid Razr, lanzado por Motorola hace casi 3 años, que es utilizado por más de 5% de estadounidenses; la tercera posición es para el Galaxy S2, se Samsung, que tiene casi 5% de usuarios.

El smartphone más reciente en el top 10 de popularidad de este país es el Galaxy Note II, con 1.5% de usuarios. Y aunque la ausencia de equipos más recientes y sofisticados podría resultar sorpresiva para algunos, una simple introspección a nuestros círculos sociales y familiares arrojaría datos interesantes al respecto. En mi caso, la mayor parte de conocidos que cambia su smartphone con regularidad prefiere un iPhone, mientras que a otro grupo grande simplemente no le interesa actualizar su hardware.