El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, aseguró que el Comandante Carlos Fonseca Amador vive hoy en el corazón del pueblo nicaragüense, pero sobre todo en el corazón de su juventud.

El Comandante Daniel, junto a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, y la Juventud, rindieron este lunes un homenaje a Carlos Fonseca en el 78 aniversario de su natalicio.

El tributo se realizó en el Mausoleo erigido en su honor en la Plaza de la Revolución, lugar donde también reposan los restos del coronel Santos López y del comandante Tomás Borge Martínez

Al tomar la palabra, el mandatario nicaragüense manifestó que Carlos Fonseca es el Padre de la Revolución Popular Sandinista, de tal manera que todos los días del año se le rinde homenaje, a como se hace con Sandino y con todos los héroes y mártires de la patria.

“¡Cuánto orgullo, cuánta alegría, estoy seguro siente Carlos! Porque Carlos vive en el corazón del pueblo nicaragüense y sobre todo vive en la juventud nicaragüense”, aseguró Daniel.

Ejemplo multiplicado en la juventud

El líder sandinista expresó que hoy el fundador del Frente Sandinista ve multiplicado su ejemplo en cada una de las tareas que desarrolla la juventud desde el espíritu Cristiano, Socialista y Solidario.

La juventud “no ha hecho más que tomar el ejemplo de Carlos, tomar las palabras de Carlos, recoger la carabina de Carlos, disparando auroras, como dice esa hermosa canción (himno a Carlos Fonseca, con letra del comandante Tomás Borge y música de Carlos Mejía)”, indicó.

“La juventud está ahora disparando auroras, auroras de amor, de solidaridad para con sus semejantes”, añadió.

El mandatario, destacó en este sentido, que hoy se está construyendo un país en paz y solidaridad en homenaje a Carlos y a los héroes y mártires nicaragüenses.

Recordó que para estos días de junio, pero de 1963, se estaba desarrollando la primer guerrilla del Frente Sandinista en Raití, Bocay y Río Coco. Aseguró que en esa guerrilla estaba Tomás Borge junto a Santos López, Jorge Navarro y otros muchachos que no pasaban de los 20 años de edad.

“Dispararon auroras entregando su vida también, como luego la entregó Carlos, para que Nicaragua pudiese, para que este pueblo pudiese aspirar a la paz, a la estabilidad, a la seguridad y al bienestar para todas las familias nicaragüenses”, señaló Daniel.

Carlos Fonseca nació un 23 de junio de 1936 en Matagalpa, coincidiendo esta fecha con la celebración del Día del Padre Nicaragüense.