Neymar y compañía chocan este lunes con la ya eliminada Camerún para sellar el boleto de Brasil a los octavos del Mundial, una "final" que encara con fuerza máxima para evitar riesgos a su clasificación y buscando retomar su juego con autoridad.

Un empate basta para avanzar. Para quedar fuera en la primera fase, Brasil tendría que perder y México y Croacia empatar en el partido que disputarán en el mismo horario en Recife (noreste). En el papel, el pase de Brasil sería un hecho, pero en esta Copa de sorpresas nada se puede dar por sentado.

Camerún, que sólo suma derrotas y llegó al Mundial en medio de una profunda crisis interna, quiere despedirse por la puerta grande. Y que mejor que darle un batacazo a Brasil.

La última vez que Brasil y Camerún se enfrentaron en un Mundial fue en 1994 con goleada Canarinha de 3-0. Pero su último choque fue en la Copa Confederaciones de Francia-2003 con victoria 1-0 para los Leones Indomables. El portero Julio Cesar la recuerda bien, estaba entonces en el banquillo.

El tesoro perdido
Brasil encara el choque como una final, su objetivo es pasar como primero del grupo A, aunque con la clasificación del grupo B definida antes del partido (Holanda y Chile solo tienen que dirimir el primer puesto), Felipao podría elegir su adversario de octavos.

Aunque el plan parece ser uno: ganar. No sólo para asegurarse la clasificación sino para borrar la sombra de dudas que cubre al combinado anfitrión, que no ha conseguido repetir el poder que mostró en la Copa Confederaciones pasada.

Por ahora, el equipo está en hombros del astro Neymar, que tiene tan sólo 22 años.

Los cuatro puntos fueron sufridos. La victoria 3-1 contra Croacia comenzó con autogol de Brasil, tuvo un penal dudoso (que llevó a la ventaja) y encendió alarmas. Es el mismo equipo que en la Confederaciones, pero no está jugando igual.

Ya México asfixió el mediocampo, marcó bien a Neymar y selló un empate sin goles.

El plan de golpear primero con un gol temprano ya fue descifrado y los rivales se las arreglan para sofocar bien el ataque. ¿Cambios? Mucho se especuló sobre la salida de Fred, que no ha aportado nada en el campo, pero también su sustituto Jo poco ha aportado en los juegos.

Según adelantó el DT Scolari, alineará ante Camerún al mismo equipo que le dio la victoria ante Croacia en el partido inaugural.

"No voy a hacer ningún cambio, confío en ese equipo que coloqué en el primer juego", dijo Scolari en una rueda de prensa después de reconocer el gramado del Mané Garrincha de Brasilia.

En el último entrenamiento antes de viajar a la capital brasileña, Felipao ya había armado juego entre titulares y suplentes con el mismo equipo que disputó el partido inaugural. No tomó en cuenta ni siquiera las tarjetas amarillas que tienen cuatro titulares, entre ellos Neymar.

Una más y perderían el crucial partido de octavos de final, si se clasifican.

Scolari dio un nuevo voto de confianza para su número 9, que siempre gozó de su respaldo, y con el regreso de Hulk en el ataque por la derecha, después de perder el partido contra los aztecas por una molestia en su muslo izquierdo.

Es de nuevo el equipo que se colocó con legitimidad la casaca de favorito hace un año. Una victoria con autoridad caería bien además para celebrar ese partido, que será el centésimo que juega la Seleçao en Copas del Mundo.

El indomable Eto'o
El del lunes podría ser el último partido de Samuel Eto'o con la selección camerunesa. Aún recuperándose de una lesión en la rodilla, el atacante no saldrá como titular.

"Comenzar como titular, no. No creo que haya un milagro en la noche. Tal vez juegue unos minutos para ayudar al equipo, tal vez no", dijo el técnico de Camerún, el alemán Volker Finke en una rueda de prensa este domingo.

A sus 33 años, Eto'o es el jugador africano con más títulos: tres Ligas de Campeones, dos Copas de África y un oro olímpico, pero el Mundial le quedó lejos.

El delantero estrella no vio puerta en el primer partido y no jugó el segundo. Más que indomables, los leones fueron lamentables en Brasil, con una preparación caótica con sus eternas discusiones de dinero, un anuncio de huelga y una fuerte tensión en el vestuario. La pelea entre Benoit Assou Ekotto y Benjamin Moukadjo en pleno campo es prueba de ello.

"Es imposible dejar la Copa del Mundo con todos teniendo la impresión de que el nivel de Camerún es ese que tuvimos contra México (1-0) y Croacia (4-0). Esa es nuestra motivación, probar que podemos hacer más", indicó el técnico de Camerún, el alemán Volker Finke.

En pocas palabras: mucho cuidado Brasil.

Alineaciones:
Camerún: Charles Itandje - Stephane Mbia, Nicolas Nkoulou (cap), Aurelien Chedjou, Benoît Assou Ekotto - Alex Song, Joël Matip, Enoh Eyong - Benjamin Moukandjo Bile, Vincent Aboubakar, Eric Choupo Moting. DT: Volker Finke.

Brasil: Julio César - Dani Alves, Thiago Silva (cap), David Luiz, Marcelo - Oscar, Paulinho, Neymar, Luiz Gustavo, Hulk - Fred. DT: Luiz Felipe Scolari.