Con la previa develización de una valla que expone gráficamente la histórica Ofensiva Final contra la dictadura somocista, internacionalistas de toda la región y familias de Sapoá sostuvieron un caluroso encuentro este domingo para celebrar el 35 aniversario de esta gesta heroica llevada a cabo por el valiente Frente Sur (del 28 de mayo al 19 de julio, 1979).

El donominado Frente Sur 'Benjamín Zeledón', al mando del exguerrillero Edén Pastora (Comandante Cero), desarrolló una de las grandes epopeyas libradas por la gloriosa Revolución Popular Sandinista desde los emblemáticos territorios de El Naranjo, Colina 155, Peñas Blancas, Sapoá, La Calera, Sotacaballo, El Ostayo y Rivas.

A este fraternal encuentro, realizado en el mismo Sapoá, asistieron internacionalistas de Panamá, Chile, Uruguay, Honduras y Costa Rica, mismos que en 1979 participaron en la llamada Ofensiva Final contra el régimen somocista, y que ahora destacaron los enormes logros que ha tenido Nicaragua con el actual Gobierno del Presidente Daniel Ortega.

La compañera chilena Maribel Gallegos (mejor conocida por su seudónimo Emilia), al visitar Nicaragua para asistir a este hermoso acto en conmemoración a los héroes del Frente Sur, recordó que en aquel entonces vinieron al país muchas personas de todas partes del mundo a compartir su solidaridad y cariño con los combatientes que derrocaron la dictadura somocista.

"Se dio en aquella fecha una fortaleza enorme, era un vínculo que jamás lo podremos olvidar; y al venir a Nicaragua me parece que se han hecho cosas magníficas y se van a seguir haciendo mejores; hasta ahora puedo destacar el apoyo y la ayuda que se le ha dado a la persona más pobre, al que realmente necesita, al que no se le había dado nunca nada, al que se le está atendiendo y se le está dando una vida digna", sostuvo.

De igual forma, tras el acto en homenaje a los héroes de la liberación de Nicaragua, el español Pedro Eriza, también excolaborador del Frente Sur en aquel entonces, destacó que el país ha dado un giro de 360 grados, donde a su criterio "hay muchas cosas que hacer todavía, pero hay mucha disposición y mucha capacidad en el Frente Sandinista para poder desarrollar y sacar este país adelante".

En su discurso central, el compañero Edén Pastora Gómez, Comandante en Jefe del Frente Sur, manifestó que a 35 años de la Ofensiva Final, "valió la pena luchar", porque los más de 40 programas sociales que actualmente impulsa el Gobierno Sandinista, liderado por el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, dan testimonio de ello.

"Hoy tenemos las esperanzas de un futuro mejor; estamos haciendo una revolución en libertad y democracia; Daniel tiene experiencia, sabe lo que quiere este pueblo", indicó Pastora, además de puntualizar que solo este Gobierno Sandinista ha tenido la capacidad para venir trabajando en proyectos tan importantes como el Gran Canal Interoceánico, el lanzamiento de un satélite propio y la planta energética Tumarín, entre otros de gran peso.

Por su parte, el compañero Baltasar, también excombatiente como Jefe de Columna del Frente Sur, opinó que el presente que hoy vive Nicaragua es de Paz y Democracia, producto de un camino arduo de lucha y sacrificio que hicieron muchos hombres y mujeres, héroes, heroínas y mártires de esta Revolución Popular Sandinista, quienes desplomaron los más de 45 años de dictadura somocista y abrieron -de par en par- las puertas de la Libertad.

"Los combatientes del Frente Sur fuimos trueno y destello luminoso en la noche más oscura del somocismo, fuimos el acero y el fuego más implacable de un pueblo y de una juventud que asombró al mundo en su determinación de vencer o morir por la patria", recordó efusivamente el compañero Baltasar durante este trascendental homenaje a los caídos de Sapoá.