Con el tanto de Peter Odemwingie (29’), las águilas verdes eliminaron a Bosnia y Herzegovina y permanecen la lucha por conseguir su pase a octavos de final.

En el minuto 29 Nigeria aprovechó la oportunidad para hacerse de la victoria del encuentro ante Bosnia, con el disparo de derecha desde el centro del área que realizara Peter Odemwingie con asistencia de Emmanuel Emenike.

Bosnia-Herzegovina, fue la única selección debutante en este mundial y se despedió este sábado al cabo de dos partidos en circunstancias crueles pues un gol legal de Edin Dzeko fue anulado por el árbitro Peter O'Leary, que minutos después concedió a Nigeria un tanto gestado a través de una falta evidente.

Sin más obstáculos tras pasar por encima de Senad Lulic, Emenike, jugador del Fenerbahce, sirvió el balón al centro del área a Peter Odemwingie, quien con remate seco introdujo el balón en el arco tras filtrarlo entre las piernas de Asmir Begovic.

El segundo tiempo se jugó sin muchos argumentos tácticos pues Bosnia buscaba un gol para empatar y alargar su agonía hasta la última jornada de la fase de grupos.

Nigeria tuvo innumerables ocasiones para ampliar la ventaja a través de Emenike, toda una pesadilla para los zagueros, pero el guardameta Begovic se encargó de ahogar por lo menos tres oportunidades de gol.

Los decisivos errores de apreciación de O'Leary ayudaron a las Súper Águilas a completar en sus dos salidas cuatro puntos, que las aproximan a los octavos de final, fase en la que el sábado ya se anotó Argentina con seis puntos y a falta de una jornada para el cierre del grupo F.

Nigeria deberá enfrentarse a Argentina el próximo 25 de junio, conjunto al que tendrá que derrotar para poder pasar a la siguiente fase del Mundial, mientras que Bosnia y Herzegovina, con dos derrotas queda prácticamente eliminada aunque enfrentará a Irán el mismo día, conjunto que se jugará la última carta para pasar a la segunda etapa del Mundial.