El entrenador de Irán, el portugués Carlos Queiroz, opinó el sábado después de la derrota de su seleccionado (0-1) que la diferencia de Argentina fue "haber contado con Lionel Messi", el autor del único gol del partido.

"La gran virtud de Argentina para ganarnos hoy fue que tenía a Messi. Nosotros lo marcamos bien, le cerramos los caminos pero él de a poco buscó su posición y definió de manera magnífica", comentó el ex entrenador del Real Madrid, al término del partido en Belo Horizonte.

Luego, el portugués se refirió al resultado del encuentro y a la actuación del juez serbio Milorad Mazic, afirmando que su equipo "mereció mejor suerte".

"Tuvimos un par de ocasiones y un penal que el árbitro no vio (infracción de Pablo Zabaleta a Ashkan Dejagah), que para mí fue muy claro", agregó.

Al analizar el partido, Queiroz indicó: "Fue justo como esperábamos, ellos controlando el juego y nosotros con mucha disciplina y concentración defensiva aunque intentarlo salir siempre buscando el arco rival. Fue un partido intenso e interesante".

Con respecto a la diferencia de potencial entre las dos selecciones, el experimentado técnico de 61 años dijo: "La reputación no gana partidos, en los 90 minutos se compite aunque haya diferencias de nivel y algunos lo hagan con genios y otros con trabajadores".

"No hemos descansado ni hemos dejado de intentar crearle peligro a Argentina. Estamos satisfechos, aunque también frustrados porque es increíble que el árbitro no haya visto el penalti cuando estaba cinco metros detrás de la jugada".

"Igual nos vamos bien, hicimos todo lo que pudimos y estuvimos cerca de conseguir un resulatdo sorpresivo", añadió.

Argentina quedó como único líder del Grupo F con 6 puntos y su rival, Irán, solamente cosecha uno en dos partidos, ya que venía de igualar con Nigeria, sin goles.