Mats Hummels continúa siendo la gran duda de Alemania para enfrentar a Ghana este sábado en Fortalezza.

"Está en tratamiento, ya veremos si juega mañana", dijo el técnico Joachim Löw en rueda de prensa tras el entrenamiento del cuadro germano de este virnes, el último de cara al encuentro donde buscarán un triunfo que alimente sus aspiraciones de octavos de final.

Para Alemania, el gran dilema radica en la defensa. Sin Hummels, el técnico se verá obligado a rehacer su aparato defensivo, pues el único central disponible para hacer pareja con Per Metersacker con la experiencia necesaria para salir como titular es Jerome Boateng, a quien hasta ahora, el técnico alemán había conferido la responsabilidad en la banda derecha mientras Philipp Lahm actúa en la contención.

"Boateng podría moverse hacia el centro y poner a alguien nuevo en esa posición (lateral diestro), dijo Löw, dejando claro que no moverá a Lahm de la media, donde se ha convertido, junto a Sami Khedira y Toni Kroos, en piesa esencial de su esquema. "Podríamos utilizar a Matthias Ginter o Shkodran Mustafi", continuó el técnico. El problema: los novatos de 20 y 22 años, respectivamente, apenas suman tres partidos disputados con la camiseta alemana entre los dos.

Sin embargo, Löw necesita a Lham en la media, pues es el hombre que puede mantener al equipo jugando como un bloque cerrado. Y es que Alemania espera un partido de mayor dureza física ante Ghana del que disputaron contra Portugal, mismo que se saldó con una victoria por 4-0 para los germanos. En primera instancia, debido al calor en Fortaleza, donde el termómetro marcará 29ºC cuando inice el encuentro. En segunda, debido a la velocidad y agilidad de los rivales. Los alemanes se muestran conscientes de ello, por lo que planean cerrar aún más sus espacios.

"Comparado con el partido contra Portugal, debemos dejar menos espacios y pararnos con mayor solidez. Ghana tiene jugadores muy confiados que están preparados para intentarlo todo; hacen cosas poco ortodoxas y disparan desde todos los ángulos", analizó, por su parte, el arquero germano Manuel Neuer en entrevista con los medios oficiales de la Federación Alemana de Futbol.

Para los alemanes, que han intentado a toda costa vencer la autoconfianza pues, asegura Neuer que "el partido contra Portugal no fue perfecto; la suerte estuvo de nuestro lado y aprovechamos las circunstancias", el partido toma tintes de absoluta seriedad, pues pretenden evitar una "final de grupo" ante Estados Unidos el próximo 26 de junio y saben, además, que Ghana se juega la vida en este partido. Tras la derrota por 2-1 ante Estados Unidos, los 'Black Stars' quedarían eliminados si vuelven a fallar.

"Nuestra victoria en el partido de debut fue importante, pero necesitamos una más para podernos alejar del resto (en el grupo). Para Ghana ya es una final; van a luchar hasta la muerte.", dijo Löw.

Para Ghana, vencer a Alemania supondría una satisfacción doble. En primera instancia les permitiría seguir vivos en la contienda y además cobrarían venganza luego de caer, hace cuatro años, ante los teutones en la misma instancia.

Los 'Black Stars' llegan al encuentro con dudas, pues ni Michael Essien, con una lesión en el pie, ni Majeed Waris, con una lesión muscular, se han recuperado del todo.

El partido, además, tendrá un elemento de 'morbo' más. Tal como ocurriera hace cuatro años, los hermanos Boateng se verán las caras en la cancha, Jerome por Alemania y Kevin-Prince, por Ghana. Para el jugador del cuadro germano, la sensación de enfrentarse a su hermano -- rival, también, en la Bundesliga -- continúa siendo un poco "rara".

"Es raro, pero es un Mundial, lo que convierte la situación en algo especial", dijo Jerome Boateng a la página oficial de la Mannschaft. El defensa del Bayern Munich, de padre ghanés, dijo tener sentimientos encontrados, no sólo por medirse a su hermano, si no por el resto de la familia y admitió cierto remordimiento pues no ha podido ir a conocer la tierra de su padre.

"Me arrepiento un poco porque todavía tengo familia allí. Sé que ven todos mis juegos y que se entusiasman", señaló el jugador.