Concluidos los 90 minutos de juego, durante el tiempo extra, Lionel Messi logró anotar su segundo gol del Mundial 2014 y de esa forma darle la victoria al conjunto albiceleste por la mínima 1-0 sobre Irán.

Con esta segunda victoria, la selección nacional de Argentina logra pasar a octavos de final casi a la remolca luego de una baja actuación durante sus dos primeros encuentros de la Copa del Mundo.

Tuvieron que pasar noventa minutos para que Lionel Messi pesara en el partido e hiciera gritar a la tribuna, tras una serie de toques Messi tomó la pelota en las afueras del área para sacar zurdazo al poste izquierdo de la meta iraní haciendo inútil la estida del arquero Alireza Haghighi quien nada pudo hacer para evitar el tanto.

Con esta segunda victoria, la selección Albiceleste logró salir con los tres puntos del partido pero no lo hizo de la mejor forma ante una dura selección de Irán que peleó todo el partido.

Argentina tuvo la posesión de la pelota gran parte del encuentro pero eso no evitó que su arco se viera comprometido en más de una ocasión y que pareciera más probable un gol para el combinado persa que para los latinoamericanos.

Las figuras argentinas desaparecieron la mayor parte del desafío, tuvo que llegar el minuto noventa para que Lionel Messi se hiciera presente para marcar el único gol del partido y darle a Argentina una victoria que parecería injusta dado que la albiceleste nunca pudo descifrar la defensa iraní y solo una genialidad pudo romper el cero.

Argentina está clasificada a los Octavos de Final con dos triunfos, Irán buscará hacer historia en caso de derrotar a Bosnia-Herzegovina en su último encuentro de la primera fase.