Desde las 12 del mediodía de este viernes, decenas de miles de nicaragüenses de todos los barrios de Managua y de otros departamentos, llegaron y coparon poco a poco la amplia Plaza de las Victorias, para celebrar una nueva edición del Repliegue Táctico a Masaya que culmina en la plaza del combativo barrio Monimbó.

Las canciones revolucionarias se dejaban escuchar, lo que era aprovechado para bailar y reir, otros jóvenes levantaban pirámides humanas, mientras los compañeros vendedores por Cuenta Propia se mezclaban entre el pueblo vestido de camisas alusivas al FSLN, y también cubrían sus cabezas con gorras rojas, celestes, caquis, verde olivo y muchos más con pañuelos rojinegros.

De esta manera la Plaza de las Victorias fue acogiendo y abrazando a los nicaragüenses que vienen celebrando desde hace varias semanas en los barrios, municipios y comunidades el 35/19, por tanto este Repliegue Táctico a Masaya significa un preámbulo.

En las esquinas de la plaza, los vendedores de refrescos calmaban la sed, mientras otros exhibían camisetas con los rostros de Daniel, del Comandante Eterno Hugo Chávez, del comandante Fidel Castro, del Comandante en Jefe de la Revolución Popular Sandinista, Carlos Fonseca.

Las banderas de Nicaragua, la azul y blanco siempre en todo momento a la par de la rojinegra del FSLN, juntas, orgullosas mostrándose al pueblo y al mundo, diciendo que Nicaragua vive tiempos de paz, de alegría y de desarrollo.

Mientras las banderas iban de un lado a otro por efecto del viento, la plaza se llenó a eso de las 4 de la tarde, 45 minutos después llegó el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo. En el lugar eran esperando por el magistrado Rafael Solís que fue miembro del Estado Mayor del Frente Interno (Managua) del FSLN.

En la tarima principal también estuvo la Alcaldesa de Managua Daysi Torres, el Secretario General de la Alcaldía Fidel Moreno, el vice alcalde Enrique Armas, el compañero Amaru Ramírez, hijo del comandante William Ramírez, uno de los principales protagonistas del Repliegue en junio de 1979. También acompañó el periodista e historiador Pablo Emilio Barreto y otros funcionarios del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Fortalecer la Revolución Sandinista

Kevin Ayerdis, un joven que reside en el barrio Eduardo Contreras, indicó que celebrar esta nueva edición del repliegue les compromete a seguir respaldando y protagonizando las acciones de restitución de derechos.

“No podemos olvidar la memoria histórica, si la perdemos, perdemos todo, nuestra cultura, nuestra dignidad como revolucionarios y como sandinistas, esta lucha no ha sido fácil y debemos continuar porque tenemos mucho que caminar y los retos es fortalecer la revolución y cada uno de los programas que se han venido haciendo”, dijo Ricardo López del Distrito 7 en Managua.

Vendedores por Cuenta Propia muy solicitados

“Uno aprovecha estas celebraciones para vender y es muy buena porque siempre vendo unas 100 camisetas, cada una tiene precios entre los 70 y 80 córdobas. También vendó pañuelos rojinegros a 20 y broches a 30 córdobas”, afirmó doña Lesbia Gaitán, mientras acomodaba las camisetas en un improvisado tendedero.

A otro que no le va tan mal en estas celebraciones del pueblo, fueron tres jóvenes pinta caritas, por diez o 15 córdobas les “tatuaban” el rostro de líderes revolucionarios como El Che, Daniel, Hugo Chávez y el comandante Carlos Fonseca.

“Utilizamos un spray que no daña la piel, se puede quitar con alcohol y muchas veces hasta con el mismo sudor, cobramos 10 y 15 córdobas por cada uno que pintamos, es una buena oportunidad la que tenemos con estas actividades y garantizamos la comida de nuestras familias”, dijo Giovanni Lanzas, un pinta carita que vive en el barrio Germán Pomares.

Media hora después que el Comandante Daniel habló a los nicaragüenses desde la Plaza de las Victorias, comenzó la intensa celebración en homenaje a nuestros Héroes y Mártires, para la reafirmación de la Unidad como Familia Nicaragüense y como Sandinistas.