Trataba de mantener la serenidad, pero le era imposible. Jorge Luis Pinto entendía su momento y sobre todo, el momento de Costa Rica.

Contestando preguntas en diferentes idiomas, efusivo en el discurso, Pinto explicó que en el vestidor de la Arena Pernambuco, antes de saltar a la cancha, lepidió a sus jugadores que hicieran añicos la historia de Costa Rica en Copas del Mundo.

Una historia, respetable, los aclaró, pero insistió en que Brasil 2014, debe ser el punto de partida para una nueva era del balompié tico.

"Les dije a los jugadores que este era un día especial, y que en este estadio teníamos que romper la historia de Costa Rica, hoy queríamos romper con toda la historia de su futbol. Era el día de cambiar todo, demostrar que merecemos más y que podemos conseguir más. Les dije que respetando su historia en Mundiales, yo quería que Costa Rica rompiera con el pasado, que rompiera con su pasado. Les dije que quería que nosotros, juntos, empezáramos una nueva historia, la mejor historia del futbol costarricense. Eso se los dije en el vestuario y ellos lo entendieron bien y se decidieron a hacerlo", comentó el entrenador colombiano.

Especialmente, Pinto le dedicó palabras de elogio al adversario sometido: Italia, que ahora debe empatar al menos ante Uruguay para meterse a los Octavos de Final.

"Hemos vencido a un equipo histórico, a una Italia con jugadores maravilloso, extraordinarios. Nosotros hemos hecho un trabajo muy ordenado, tenemos un equipo muy serio, muy disciplinado y convencido, que consigue una victoria importantísima. Como todos los competidores, aspiramos a más en este Mundial, y espero que juguemos tan bien ante Inglaterra como lo hicimos hoy, y conseguir números perfectos".

"El mérito es de todos en este momento que seguramente disfruta todo Costa Rica. Es el progreso de un equipo que hace dos años empezamos a formar, que tuvimos que hacer cambios, algunos jugadores se quedaron en el camino, y yo soy un entrenador exigente y lo voy a seguir haciendo. Y los jugadores se comprometieron y están cumpliendo", explica..

"Durante cinco o seis mundiales seguí con mucho detenimiento a Italia, y eso me sirvió. Hoy ganamos y los italianos hicieron mucho mérito y hay que reconocerlo, porque no fue un partido fácil en ningún momento", agrega Jorge Luis Pinto.

Y dentro del reconocimiento a Italia, explicó que fue fundamental maniatar a Pirlo y a Balotelli.

"Italia casi nos hace un gol en tiro de esquina, en una doble jugada que casi se nos sale del libreto. Pero hemos trabajado mucho en cada partido, en ser cuidadosos y en saber atacar también. Hemos seguido mejorando, aprendiendo a jugar mejor, y a saber anular al rival, le quitamos el balón a Pirlo, controlamos a Balotelli, los dejamos varias veces en fuera de lugar, eso demuestra que trabajamos muy bien en defensa".

"Especialmente, me gustó el trabajo con la pelota, no es fácil manejarle la pelota a un equipo aguerrido, duro que se defiende bien, con buenos jugadores, pero es reflejo de la colectividad, y por otro lado el trabajo ofensivo no es solo del ataque, sino de la forma de jugar de todos", puntualizó el técnico colombiano.