Edgar Helwick,  promotor del programa, explicó que en esta ocasión se entregaron 107 mil córdobas a 26 socias del programa organizadas en 6 grupos solidarios.

“Todos son grupos de renovación  del Distrito I, ellas por lo general invierten su crédito en negocios como pulperías, ventas de ropa, cosméticos y comiderías”, dijo Helwick.

Según el promotor todas las socias que llegan al programa o que ya son socias del mismo reciben capacitaciones para hacer los presupuestos de sus negocios  y el día del desembolso les dan una charla  para que inviertan mejor el crédito.

Por su parte las mujeres reconocen que solo este gobierno les está abriendo les da incentivos para convertirse en motor de la economía y del desarrollo social del país.

Martha Ruiz, es madre soltera de tres hijos y vive en el barrio Carlos Núñez Téllez. Tras recibir su crédito explicó que el perfil de este gobierno es que las mujeres sean triunfadoras y que no dependan de nadie.

“Estoy muy agradecida con el compañero comandante Daniel Ortega, igual  con la compañera Rosario Murillo por dar esta gran oportunidad a todas las mujeres de distintas edades, porque aquí estamos mujeres jóvenes, adultas y mayores”, dijo Ruiz.

Comentó que con su sexto crédito invertirá más en su negocio de venta de ropa y perfumería. En cuanto a la cuota señaló que junto a su grupo pagan cumplidamente sus abonos “porque es un compromiso  como toda la mujeres revolucionaras  cumplir para salir adelante ya que nos dan la oportunidad”.

Otra de las socias, Guiselle Maliaños, también  indicó que invertirá su préstamo en productos cosméticos par la venta.

“El crédito nos ayuda bastante porque hemos salido adelante”, comenta y agrega que en los bancos privados siempre les piden muchos requisitos y garantías, mientras que en Usura Cero la palabra de la mujer tiene valor.

Por su parte María Escolástica Hernández, de 65 años agradeció a Dios y al Gobierno Sandinista, porque a su avanzada edad ella es sujeto de crédito.

“No me discriminan, me siento muy  feliz y contenta porque mi negocio es nacatamales los viernes sábado y domingo y yo me ayudo  bastante, vivo desahogada”, aseguró.