Autoridades del Gabinete de Producción, Consumo y Comercio y los mismos productores nicaragüenses formularon este jueves una serie de mecanismos de trabajo como medidas preventivas ante un posible impacto del fenómeno de ‘El Niño’ en la producción nacional.

El Presidente de la Comisión Nacional Ganadera, René Blandón, informó que esta tercera reunión obedece únicamente a tomar las medidas correspondientes a corto, mediano y largo plazo para enfrentar, con ventaja, este fenómeno climatológico.

En un primer momento, los ganaderos han propuesto la creación de una comisión conformada por el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y las Alcaldías Municipales, misma que se pueda encargar de la construcción de presas y pozos para la captación de las aguas (necesarias para un posible periodo de sequía).

Por su parte, el Director Ejecutivo de la Cámara de la Carne (Canicarne), Onel Pérez, sostuvo que este sector productivo del país hasta el momento ha tenido un comportamiento normal; incluso ha experimentado un incremento de hasta un 10% en su producción (mayo, 2014).

Falta de lluvia es en algunas zonas del país

El Ejecutivo de Carnicarne explicó que lo importante es que está lloviendo en las zonas del país donde hay más ganado; por lo que los productores de este campo no han sido afectados, sino que más bien han experimentado un incremento de hasta un 17% en valor y un 15% en volumen en materia de exportaciones (195 millones de dólares).

La gran mayoría de los productores coinciden en que la ausencia de lluvias no ha sido pareja en todo el país. De esta forma opinó Álvaro Velásquez, representante de la empresa Stabilak, quien además consideró que son muy ‘específicas’ las zonas donde no ha llovido.

El productor destacó como positivo este tercer encuentro sostenido con autoridades del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio. Indicó que además los gobiernos locales han hecho un buen trabajo, al sostener reuniones desde los territorios y dar acompañamiento a las familias productoras para mitigar el impacto por la falta de lluvias.