Familias de Managua destacaron este jueves el arduo trabajo que realizan miembros de la Juventud Sandinista al protagonizar la entrega solidaria de paquetes alimentarios a personas de escasos recursos, programa social mandatado por el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

En esta segunda etapa de la Revolución Sandinista, los jóvenes, conformados en brigadas, son quienes a la vanguardia van a las diferentes comunidades y barrios del país a hacer efectivo este programa con mucha entrega y sacrificio.

Sin esperar nada a cambio y siendo ejemplos del legado que nos dejaron nuestros héroes y mártires por tener una sociedad más justa e igualitaria, los promotores solidarios cargan los paquetes de alimentos y los llevan hasta los hogares de estas personas que los necesitan.

Este 19 de junio, a un mes de cumplirse el 35 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista (1979), los compañeros y compañeras distribuyeron paquetes alimenticios en la Colonia Centroamérica, donde muchas familias destacaron con admiración la tarea de lucha y compromiso que realizan a diario.

“Es bonito el trabajo que realiza la juventud, y me gusta que todo está en orden y organizado, le ayudan a las personas necesitadas, personas desempleadas, personas que no tienen techo, que no tienen viviendas”, expuso Sherry Cedeño, pobladora de esta zona de Managua.

Esta joven madre soltera indicó que ya tiene cerca de seis meses de estar desempleada, por lo que en dicho tiempo también ha recibido la mano del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional a través de los miembros de la Juventud Sandinista 19 de Julio.

“Está muy bonito este programa social, porque ha logrado ayudar a muchas personas que lo necesitan, y me parece que el trabajo que hacen estos muchachos y muchachas es titánico, es realmente un gesto solidario y humano”, manifestó muy emotiva.

Como una ‘Gran Bendición’, catalogó la pobladora Sandra Zeledón este programa social y el trabajo de los promotores solidarios. Esta mujer por casi tres años consecutivos ha cuidado a Bertha Castillo, una abuelita de 97 años, quien ha sido priorizada por los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida al recibir este paquete alimentario cada mes.

“Los muchachos siempre le han traído su ayuda. Me gusta que siempre apoyen a los ancianos. Si ustedes ven ella tiene desgaste en sus rodillas y no puede caminar, entonces este aporte, este paquete de alimentos, constituye una cosa muy significativa”, destacó la habitante de la Colonia Centroamérica.

Al ser consultada por nuestro equipo periodístico, la compañera Ana Vásquez, una de las tantas jóvenes que protagonizan este programa, manifestó que lo más importante es poder llevarles alegría a las familias nicaragüenses, darles mejores condiciones de vida, más dignidad y más bienestar.