La E3, la convención de videojuegos que se llevó a cabo en el Los Angeles Convention Center, en California, no sólo dejó ver los mejores videogames que se presentarán a lo largo de los próximos 12 meses, sino también lo que será el futuro del entretenimiento: el visor Project Morpheus de Sony.

Este casco de realidad virtual, que hace acordar a los viejos sistemas que se podían jugar en locales como Sacoa o al recordado accesorio "Virtual Boy" de Nintendo, estuvo disponible en el stand de PlayStation de la compañía japonesa. En la demo disponible para los visitantes estaba desde una carrera en trineos hasta un enfrentamiento con un tiburón.

El sistema, que aún no tiene fecha de salida, se conecta mediante un cable y un centro de conexión con la consola PlayStation 4 e interactúa con los movimientos de la cabeza del usuario, dando la sensación de libertad de visión y movimiento, que un joystick no dejaría apreciar. En uno de los ejemplos disponibles en el visor de Project Morpheus se pudo avanzar con un auto, mientras se mira para atrás, a través de la luneta, para ver si alguien nos está siguiendo.